Guía de supervivencia del reposo en cama

embarazada-reposo-cama

Afortunadamente, puedes hacer que tu reposo en cama sea mucho más llevadero sin volverte adicta a la televisión y sin estar tan desquiciada que ya no sabes cómo tumbarte.

Para ayudarte a sobrellevarlo mejor, a continuación, te proporciono una guía de supervivencia del reposo en cama:

  • Ponte un horario. Incluso si tienes que quedarte en la cama todo el día, te sentirás mejor si tomas el cuidado de ti misma y te pones pequeñas tareas por hacer que te obliguen a levantarte a una hora concreta, es decir, tener unos quehaceres diarios.  
  • Aprovecha al máximo el tiempo. Seamos realistas, después de que llegue el bebé, estarás demasiado ocupada para pensar en ponerte al día con la correspondencia o la lectura de la última novela de tu autor favorito. 
  • Elige un médico para tu hijo, busca una guardería de calidad, o redacta un plan de parto (si no lo has hecho aún). 
  • Comienza un diario que relate tu embarazo y tu divertido reposo en cama.
  • Inicia un árbol genealógico que puedas compartir con tu hijo algún día.
  • Concreta las opciones del nombre para tu bebé; utilizar libros y sitios web para darte ideas. 
  • Organiza tu álbum de fotos.
  • Lee todo lo que te apetezca: periódicos, revistas, novelas clásicas, los últimos best-sellers, compilaciones de ficción,  poesía… incluso podrías leer algunos de tus cuentos favoritos de la infancia para después contárselos a tu pequeño.
  • Ve películas de la tele o alquiladas, aprovecha y ve todas las series que te gustan sin interrupciones. 
  • Crea una lista de teléfonos de personas a quien llamar cuando llegue el bebé. 
  • Inicia un calendario de fechas importantes para recordar (cumpleaños, aniversarios, etc.) 
  • Ponte en contacto con tu trabajo sobre tus beneficios y permisos de maternidad.
  • Conviértete en una experta en la crianza de los hijos. Un montón de libros para padres y sitios web pueden ayudarte a responder muchas de tus dudas sobre la lactancia, la crianaza y el cuidado del bebé. 

Como ves, hay miles de formas de sobrevivir durante el largo y pesado reposo en cama de las últimas semanas de embarazo, tan sólo hay que buscar las maneras que más te gusten.

Compartir