¿El embarazo y el deporte son compatibles?

El embarazo y el deporte son compatibles

¿Te encanta el deporte y no soportas pasar la mayor parte de tus días moviéndote en modo ballena dando viajes de la cama al sofá y viceversa? ¿La pronta llegada del bebé ha despertado en ti el deseo de ser una mujer nueva? ¿O simplemente quieres mantenerte en forma? ¿El embarazo y el deporte son compatibles?

Derribemos ese mito sobre deporte y embarazo: SÍ, es posible practicar deporte durante el embarazo, pero ten cuidado ¡no hay necesidad de correr una maratón mañana mismo! Empieza por consultar a tu médico antes de volver a ponerte las zapatillas de deporte porque, aunque sí se pueda hacer deporte, es verdad que también hay ciertas precauciones que tomar según cómo vaya el embarazo.

Si tienes luz verde podrás empezar ya mismo. Los beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo son numerosos, aliviará tu estrés y te levantará el ánimo, además ya te lo habrá dicho tu suegra: la actividad física te ayudará contra el aumento de peso (si es que en el fondo te quiere). Pero eso no es todo, por si fuera poco también será beneficioso para el día del parto. Al mejorar la circulación sanguínea también será un buen aliado para evitar la aparición de varices, los calambres y las hemorroides. Hacer deporte estimula la actividad cardíaca y te ayuda a gestionar mejor la sensación de dolor en el parto. Al liberar endorfinas (la hormona de la felicidad) te ayudará a evitar la famosa depresión post-parto.

Está permitido: moverse en actividades ligeras

Empieza por caminar, es fácil, gratuito, accesible de día y de noche durante cualquier época del año ¡No hay excusa! Los ejercicios suaves de yoga son perfectos para ayudarte a mantener un buen tono muscular. En general, todos los ejercicios de estiramiento son recomendados. Aprovecha para aprender a respirar y a relajarte, te será útil para el día del parto (y para las visitas de tu suegra en el hospital).

La natación te permitirá pasar de ballena a sirena. Algunas mujeres incluso tienen menos sensación de náuseas mientras nadan. Puedes encontrar piscinas que ofrecen clases para embarazadas.

No está permitido: no toda la actividad física es para tí ahora…

Que no se te ocurra irte a hacer footing (o running, como quieras llamarlo). Por supuesto deberás evitar todo tipo de deporte “violento”, tu único combate ahora es el de evitar los picoteos entre horas ¡controla esos antojos! Cualquier deporte que tenga altas posibilidades de provocarte una caída (esquí, baloncesto…) deberá esperar. ¡Ah! No es momento de bucear tampoco.

¡Que te acompañe el futuro papá!

Practicar algo de deporte junto al futuro papá tiene también sus ventajas:

– El también se mantendrá en forma, durante el embarazo suelen tender a dejarse.
– En pareja tendrás más motivación.
– Tomáos estas sesiones de deporte como una preparación al parto. Enséñale a apoyarte cuando lo necesites, a respirar contigo y calmarte.

¿Cuál es tu actividad preferida durante el embarazo?

Compartir


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here