Qué comer y qué evitar en Navidad durante el embarazo

Que comer y que evitar en Navidad durante el embarazo

Empiezan las fiestas de Navidad y con ellas las cenas de empresa, las cenas con amigos y por supuesto las cenas en familia. Tendrás mil tentaciones delante de ti, y es que entre el champán, el paté de pato y el salmón ahumado lo tenemos difícil para comer durante las cenas de navidad en el embarazo.

Toma nota porque hoy te contamos qué puedes comer y qué es mejor evitar para que puedas pasarlo bien sin preocupaciones.

El alcohol: ¡Prohibido!

Todo lo que bebes va directamente a la sangre del feto a través de la placenta, por eso el alcohol está contraindicado durante todo el embarazo. Afortunadamente tenemos otras opciones libres de alcohol, desde licores hasta cócteles. Si sales atrévete a probar los cócteles sin alcohol ¡hay mucha variedad!.

Los entrantes: Cuidado con los entrantes tradicionales

El paté, el salmón ahumado, las ostras, el jamón… deberás evitar los entrantes tradicionales de navidad porque no suelen estar cocinados. Lo mismo ocurre con los platos que llevan pescado crudo como el sushi. Recuerda que debes comer tanto la carne como el pescado bien hecho desde el inicio del embarazo, evita los tartares de carne o los carpaccios de gambas, por ejemplo. En cuanto a las ostras, suelen comerse crudas, pero podrás disfrutarlas sin problema si están horneadas.

¿Qué platos puedes comer?

En estas fechas suelen servirse platos como pollo o pavo relleno, capón o solomillo. Si la carne está bien hecha no hay ningún problema, si es un plato que lleva relleno vigila que éste también esté bien hecho. A menudo suele dejarse poco hecho para que quede jugoso. No temas en pedir que le den una vuelta más a tu parte para que quede bien hecha.

En el caso de los pescados, en general son muy buena opción porque aportan ácidos grasos esenciales durante el embarazo, pero no podrás comerlos todos porque algunos de ellos tienen demasiado mercurio. Ese es el caso del tiburón, el pez espada o el atún. Opta por pescados blancos como el lenguado, la trucha o el rodaballo.

Los quesos: Riesgo de listerosis

Algunos te dirán que el queso está totalmente prohibido en el embarazo. De hecho, debido al riesgo de listeriosis, se recomienda comer únicamente queso elaborado con leche pasteurizada. Son una gran fuente de calcio, no los pases por alto y recuerda que también podrás consumir sin problema los quesos curados.

¿Tronco de navidad?

¡Buenas noticias! ¡El tronco de navidad está permitido! Helado, con nata, con fruta o chocolate, puedes comer todo tipo de troncos. Ya que debes tomar tantas precauciones con otros alimentos, al menos con el postre ¡date el capricho!. Disfruta también del roscón de reyes relleno de nata o turrón, siempre y cuando no haya contraindicación médica por algún motivo…

¡Disfruta de las fiestas!

Compartir


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here