Remedios caseros para el resfriado durante el embarazo

Remedios caseros para el resfriado durante el embarazo

Llegó la época de los resfriados y las gripes, así que nada mejor que ir preparándonos algunos remedios naturales que funcionan muy bien. Si te resfrías durante el embarazo es bastante probable que tu médico no te recete nada y te recomiende sobrevivir a base de zumos de naranja y paracetamol.

Por eso hoy te traigo algunos remedios caseros para el resfriado durante el embarazo que puedes usar a modo de prevención o a modo de tratamiento.

Aceite de oliva con ajo

El ajo es un antibiótico natural muy potente, así que vamos a darle uso. Para ello búscate un bote con tapa o una botellita y añade aceite de oliva, luego añade varios ajos cortados por la mitad y sin pelar. La cantidad yo la hago a ojo, para la botellita que uso (de 250 ml) echo 3 ajos. Se podrían añadir más sin ningún problema. Déjalo 24 horas antes de usar.

Cómo tomarlo: Como prevención una cucharadita cada mañana en ayunas. A mí no me gusta tomarlo de esta manera, así que en el desayuno suelo tomar pan con este aceite.

Consejo extra: Puedes incorporar más ajo a tu dieta, al menos mientras te recuperas del resfriado. Prueba a hacerte sopas de ajo o a añadir ajo picadito en algunas de tus comidas, como el pescado. También puedes comer un diente de ajo crudo en ayunas, dicen que funciona muy bien ¿Te atreves?

Jarabe natural

Para este jarabe necesitarás una cebolla, el zumo de un limón y cuatro cucharaditas de miel. En un recipiente añade la cebolla finamente cortada, agrega el zumo de limón y la miel, mezcla todo y déjalo macerar durante 24 horas, luego pásalo por un colador para retirar la cebolla, aprieta un poco para sacar todo el jugo que puedas. A este jarabe se le puede agregar jengibre o tomillo. El tomillo funciona especialmente bien contra la tos.

Cómo tomarlo: Una cucharadita mañana, tarde y noche en caso de resfriado común. No pasa nada si se toma más cantidad, las tomas que os indico son orientativas. Se puede tomar una cucharadita cada dos horas en caso de resfriados más fuertes.

Infusión calmante

Para curar los resfriados hace falta descanso y a veces nos sentimos tan mal que no podemos dormir, para eso nos va a ser útil esta infusión, además de calmarnos la garganta.

Hierve agua y prepara una infusión de tila, añádele un chorrito de limón y endúlzala al gusto con miel. Bébela bien calentita poco antes de irte a dormir. Si lo prefieres puedes usar manzanilla o hierba luisa en lugar de tila.

Vahos descongestionantes

Será difícil dormir si tienes la nariz congestionada, ya que te va a impedir respirar y te verás obligada a hacerlo por la boca. No es agradable.

Para descongestionarte prepara un recipiente grande con hojas de menta y eucalipto, hierve agua y añádela. Acércate a ese vapor con cuidado de no quemarte y cúbrete con una toalla por encima, para que el vapor no se escape. Aguanta unos minutos y listo. Puedes repetir tantas veces como lo veas necesario, justo antes de dormir te podrá ser útil.

Todos estos remedios caseros te ayudarán recuperarte en caso de gripe o resfriado, no te olvides de dejarte mimar y descansar todo lo que puedas ¡Que te mejores pronto!

Compartir


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here