Cómo dormir mejor en cada trimestre de embarazo

Cómo dormir mejor en cada trimestre de embarazo

¿Estás embarazada y sientes que te duermes hasta en pie?. Si es el caso deberás saber que el embarazo tiene una gran influencia en el sueño, especialmente durante el primer y el último trimestre.

Así es cómo afecta el embarazo a tu descanso por las noches y consejos para sobrellevarlo mejor:

Primer trimestre de embarazo

El aumento en la tasa de la progesterona provoca muchos cambios en los ciclos del sueño, esto puede aumentar tu sensación de cansancio durante esos tres primeros meses. Además la sensibilidad en los senos y otras molestias de esta etapa pueden impedirte que encuentres la posición adecuada a la hora de dormir. Te puede facilitar dormir sobre el lado izquierdo. Según vaya creciendo tu bebé te hará más presión sobre la vejiga y eso te llevará a tener que levantarte varias veces por la noche para ir a orinar.

Segundo trimestre de embarazo

En general suele ser la etapa más agradable o menos molesta del embarazo, así que tendrás menos dificultades para dormir. La tasa hormonal disminuye, sentirás menos cansancio y las náuseas desaparecerán.

Hacia el final del segundo trimestre el útero tendrá mayor tamaño y se apoyará sobre tu estómago e intestinos. Esto puede provocarte acidez estomacal. Por otro lado según crezca el bebé irá remontando y presionará menos en la vejiga, así que no tendrás esa necesidad tan frecuente de ir a orinar.

La mayoría de mujeres comienzan a soñar mucho alrededor de esta etapa, a veces son sueños bonitos y a veces podrás encontrarte con alguna que otra pesadilla, de esas que parecen reales. Si te ocurre con frecuencia puedes hablarlo, a veces son reflejo de nuestros miedos y es bueno que puedas sacarlos para aliviarte.

Tercer trimestre de embarazo

Para esta etapa tu vientre crecerá considerablemente, puede que empieces a tener dolores de espalda o calambres musculares y un sentimiento general de incomodidad. Además tus articulaciones y ligamentos se suavizan, es el efecto de las hormonas para ir preparando el momento del parto. Todos estos cambios pueden hacerte sentir incómoda a la hora de dormir.

Los ronquidos pueden aparecer o aumentar a causa de la congestión nasal que suele aparecer en esta etapa y de la presión del útero sobre el diafragma, aunque esto afectará más al sueño de tu pareja que al tuyo. Algunas mujeres experimentan también la apnea del sueño. Tanto la apnea del sueño como los ronquidos pueden ser síntoma de algún otro problema del embarazo, si se da el caso consulta con tu médico.

Otra molestia común que pueden impedirte un buen descanso son las piernas pesadas. Si lo padeces toma nota de estos consejos que podrán ayudarte a llevarlo mejor:

– No te prives de mover las piernas siempre que lo desees. Incluso tumbada puedes estirar y doblar o hacer la bicicleta.
– Date una ducha antes de dormir y al final alterna agua caliente y agua fría en las piernas. Luego date un masaje, esto favorecerá la circulación.
– Cuando te sientes busca un taburete o algún otro mueble donde puedas levantar las piernas.
– Asegúrate de llevar una buena alimentación y de beber mucha agua. La falta de hierro, ácido fólico o calcio pueden provocar calambres musculares.

¿Conoces algún otro consejo para dormir bien en el embarazo? ¡Cuéntanoslo!

Compartir


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here