Consejos para perder esos kilos de más después del embarazo

Consejos para perder esos kilos de más después del embarazo

¿El embarazo te hizo tener algunos kilitos de más? Para librarte de ellos hoy te voy a compartir algunos buenos hábitos sencillos que podrás ir adoptando a tu ritmo. Esos kilos de más que se han agarrado a los muslos y las caderas desaparecerán.

Pero antes de nada, reconozcámoslo: no estás para nada motivada, prefieres atender a tu bebé y descansar antes que pasar la tarde en el gimnasio. Por eso te recomiendo ir despacito, ganándote estos hábitos con tiempo pero a paso firme y pronto conseguirás avanzar, ver resultados y motivarte para ir más allá.

El tiempo: un aliado importante para adelgazar después del parto

Este primer dato es muy importante y además reconfortante, ya que a veces vemos que han pasado varios meses desde que nació el bebé y los kilos siguen ahí, eso puede hacernos perder la esperanza de recuperar nuestro peso habitual. Pero ten paciencia, el cuerpo tarda entre seis meses y un año en volver a la normalidad.

Es posible que necesites tiempo también para empezar una dieta. Intenta buscar algo que te anime a ello, a menudo es la vuelta al trabajo o las próximas vacaciones lo que desencadena el deseo de hacer un esfuerzo para adelgazar. Y nada te impide comenzar una dieta durante la lactancia, pero recuerda consultar a tu médico y no olvides que para producir 750 gramos de leche tu cuerpo quema 500 calorías. No está mal ¿no?.

El ejercicio: esencial para recuperar la figura

Tus sesiones de rehabilitación posnatal han terminado, así que es importante continuar de alguna manera. El ejercicio no es solo beneficioso para la pérdida de peso, sino que también te servirá para estar más fuerte y saludable, piensa que con ese esfuerzo ganarás en salud.

¿Qué deporte elegir?

Los aeróbicos acuáticos y la natación son los mejores para remodelar todo el cuerpo. Correr, si no estás demasiado cansada y estás acostumbrada a esta actividad puede ser buena idea. Una buena caminata con tu bebé porteado o en carro podrá ser una buena opción también. Intenta que dure al menos treinta minutos.

Las cremas adelgazantes y remodeladoras: un extra de ayuda

Las cremas adelgazantes se componen de ingredientes activos drenantes y reafirmantes, como ciertos extractos de plantas. Su función es tonificar y eliminar la famosa piel de naranja, dejan la piel suave porque son ricas en complejos hidratantes. Obtendrás resultados si usas el producto con mucha frecuencia (una vez al día como mínimo) y terminas el bote. Para ayudar a que los ingredientes activos penetren en la piel hazte un exfoliante una o dos veces por semana antes de aplicar el producto.

Los kilos perdidos: cómo no recuperarlos

Nada es más deprimente que ver el esfuerzo reducido a nada en unos pocos meses o incluso semanas. La mejor manera de evitar que esos kilos vuelvan es mantener buenos hábitos alimenticios.

No te obsesiones con la balanza. Pésate una vez a la semana siempre a la misma hora, por la mañana con el estómago vacío, por ejemplo. Si la aguja se inclina por el camino equivocado no dejes que te afecte: intenta hacer algo más de ejercicio y cuida tu dieta para compensar los excesos que hayas podido tener. Evita los picoteos entre horas.

No dejes de hacer ejercicio

Fíjalo como un hábito y recuerda que es mejor avanzar despacito que no hacer nada. Quizas esta semana camines durante 20 minutos, pero la semana siguiente serán 30.

¡Ánimo, que lo vas a conseguir!

Compartir


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here