¿Se pueden hacer dietas detox durante el embarazo?

 

Se pueden hacer dietas detox durante el embarazo

Después de los excesos de las navidades, las reuniones de empresa y familiares, el fin de año… Aunque no te hayas permitido beber y comer de todo lo que había en la mesa, ¿Te sientes pesada y empachada? Para sentirte mejor ¿Es buena idea seguir una dieta detox?

Ahora que volvemos a la rutina empezamos a toparnos por todos lados con productos, vídeos y artículos que nos hablan de las dietas detox y sus maravillas, prometen desintoxicar nuestro organismo de esas comidas de más que hemos hecho durante estas fechas pero ¿Se pueden hacer dietas detox durante el embarazo?

¡La respuesta es no! Se desaconseja totalmente realizar este tipo de dietas en el embarazo, es una etapa en la que no te puedes permitir tomar solo sopas y zumos, y mucho menos ayunar. Por un lado porque lo que comas no será suficiente para alimentarte a tí y al bebé ¡Eso es un riesgo para vuestra salud!

Por otro lado tampoco sería una dieta equilibrada, pues suelen basarse solo en algunos tipos de alimentos. Tienes que comer un poco de todos los nutrientes para tener un bebé saludable y no sentirte débil y cansada. Incluso sin estar embarazada muchos nutricionistas desaconsejan estas dietas, pero ese es otro tema.

Si realmente necesitas esa pausa en tu alimentación para recuperarte del exceso puedes seguir una dieta más sana y ligera, sería una buena opción mantener un estilo de vida saludable durante todo el embarazo, así que puedes aprovechar estos momentos para incorporar buenos hábitos alimenticios y mantenerlos:

  1. Mantén una buena hidratación. Bebe agua, infusiones (consulta las que están permitidas en el embarazo y las que no), caldos y zumos frescos.
  2. Toma comida casera y variada, que tus platos tengan un buen equilibrio entre fruta, verdura, carbohidratos y proteínas. Reduce las porciones si lo ves necesario pero realiza varias comidas al día.
  3. Evita los platos precocinados, las comidas demasiado grasas, azucaradas o saladas.
  4. Permítete caprichos, pero con control y siempre sobre una base de alimentación saludable. Si durante todo el día tu alimentación ha sido buena, date ese caprichito de chocolate para quitarte el antojo. Darte un capricho no va a arruinar tu dieta y te evitarás tener ansiedad y darte un atracón más tarde de alimentos que no deberías.
  5. Para picar entre horas opta por frutos secos, fruta fresca, yogur o palitos de verduras frescas. Son una opción saludable con muchos nutrientes.

Recuerda siempre que es normal ganar peso durante el embarazo. Lo importante es que comas lo más saludable posible, prestando atención a la calidad de los alimentos y una vez que nazca el bebé podrás recuperar tu figura.

Y dime ¿Te has pasado demasiado en las navidades? 🙈

Compartir


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here