Ultimos preparativos para la llegada a casa del bebé


Los dos últimos meses de embarazo son perfectos para preparar todo aquello que va a necesitar su bebé en las primeras semanas de vida.

Algunos consejos que te van a venir bien son:

– Las prendas de vestir del bebé tienen que ser de fibras naturales (algodón 100%), no comprar sintéticos. La lana o tejidos con mucho pelo no son recomendables ya que podría aspirar las pelusas que desprenden.

– Hay miles de clases de biberones, en cristal, plástico… pero las características comunes que debemos buscar son: cuello ancho para que nos facilite el llenado y tetinas de biberón adecuadas para cada época del desarrollo natural de los maxilares y las encías del bebé, la primera a usar es que se asemeja a las del pezón materno durante la lactancia, el orificio es recto y dirigido hacia el paladar del recién nacido.

– Una minicuna o moisés sería ideal para dormir las primeras semanas, está más recogido y podemos moverlo por donde queramos en casa.

– El colchón tiene que ser relativamente firme, pero no demasiado duro. No hace falta almohada para el bebé. Las sábanas a ser posible de franela o algodón.

– Un cambiador amplio y a una altura suficiente que no nos tengamos que inclinar para cambiarle.

– Para la bañera hay muchos modelos en el mercado que nos van a servir perfectamente, eso os lo dejo a vuestra elección.

– Para salir a la calle podemos optar por un cochecito combinado más bien pequeño y muy estable, el freno debe actuar sobre dos ruedas y una capota que aisle perfectamente al bebé. Las ruedas anchas y pequeñas son mejores que las grandes y delgadas.

– En el coche hay que fijarle bien en el portabebé y siempre en el asiento trasero, debe estar diseñado especialmente para ese fin siguiendo las normas de edad y peso del bebé que establecen las normas de seguridad.

– La habitación tiene que ser amplia, con mucha luz, aire y sol. No es necesario gastarse mucho al principio en amueblarla, basta con la cuna, el vestidor o cambiador, un armario o cómoda y una estantería para dejar sus cositas. Los muebles deben ser sin bordes o cantos agudos, tornillos visibles o bisagras que puedan dañar al recién nacido.

– Una mecedora en la habitación del bebé para dormirle no vendría nada mal. El balanceo le hace recordar los continuos movimientos cuando estaba en el vientre materno y le va a ayudar a relajarse y a dormirse mucho antes.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here