Ecografía 3D y 4D


¿Qué es la ecografía en 3D y 4D?

Es un ultrasonido que capta el volumen del feto devolviendo imágenes en 3 dimensiones X Y Z. La técnica sigue siendo como las ecografías normales en 2D que se utilizan para hacer las rutinarias revisiones. No es invasivo, no daña a la madre ni al feto. Gracias a la rápida evolución de esta tecnología podemos ver a nuestro bebé prácticamente como si estuviera fuera del vientre, visualizando todos los movimientos corporales y expresiones faciales del feto.

¿Cuándo es recomendable hacer la ecografía 3D y 4D?

El momento ideal para hacer este tipo de ecografías en 3 dimensiones está entre la semana 23 y la 29 de embarazo, ya que el rostro del bebé en esta etapa está totalmente formado. Si se hiciera antes de la semana 23 no se podría visualizar con exactitud los rasgos faciales que va a tener nuestro bebé ya que antes de esta semana todos los fetos son muy parecidos. Y si se hiciera a partir de la semana 29 debido al tamaño del bebé sería muy difícil conseguir buenas imágenes.

¿Cuál es la diferencia entre ecografías 3D y 4D?

En la ecografía de 4D a parte de captar el volumen en tres dimensiones capta el movimiento en tiempo real.

Recomiendo hacer estas ecografías, será un recuerdo inolvidable y podrás poner en el álbum su primera foto más un vídeo de ese momento tan especial.

¡Decídete! Vas a ver el rostro de tu lindo bebé. Y con la hermosa experiencia seguro que se creará un vínculo muy especial con los padres, y qué decir con la madre!