Fumar durante el embarazo: dejarlo a tiempo


Abandonar el tabaco en la semana 15 del embarazo evita el parto pretérmino y se evitaría también que el bebé nazca con bajo peso.

Las mujeres que fuman a lo largo del embarazo presentan un riesgo hasta tres veces mayor de tener un parto prematuro y hasta dos veces más de tener un hijo de bajo peso. Sin embargo, un estudio publicado en el último número de British Medical Journal indica que abandonar el hábito del tabaco en el cuarto mes de gestación ayudaría a evitar ambas circunstancias.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), se llevó a cabo en 2.500 mujeres embarazadas durante 15 semanas y se las dividió en tres grupos: no fumadoras, mujeres que habían dejado el hábito y fumadoras actuales.

Los resultados del estudio mostraron que no hubo diferencias en las tasa de partos prematuros de las mujeres que habían dejado de fumar y en las que no fumaban. Sin embargo, las que eran fumadoras presentaban un riesgo mucho mayor. Asimismo, se hallaron resultados similares en la talla de los recién nacidos de este último grupo.

Otra conclusión importante, indican los investigadores, es que las mujeres que no fumaban estaban menos estresadas.