Riesgos del embarazo múltiple

¿Por qué el embarazo múltiple es una causa de preocupación?

Los embarazos múltiples son emocionantes y suelen ser un acontecimiento feliz para muchas parejas. Sin embargo, en un embarazo múltiple existe mayor riesgo de complicaciones. Entre las complicaciones más frecuentes se incluyen las siguientes:

Trabajo de parto y nacimiento prematuros:
Cerca de la mitad de los mellizos y casi todos los nacimientos múltiples de más de dos fetos son prematuros (nacidos antes de las 37 semanas). Cuanto mayor es el número de fetos en el embarazo, mayor es el riesgo de nacimiento prematuro. Los bebés prematuros nacen antes de que sus cuerpos y sistemas de órganos hayan madurado por completo. Estos bebés suelen ser pequeños, tienen un peso bajo al nacer (menos de 2500 gramos o 5,5 libras), y pueden necesitar asistencia para respirar, comer, combatir las infecciones y mantener la temperatura corporal. Los bebés muy prematuros, aquellos que nacen antes de las 28 semanas, son muy vulnerables. Muchos de sus órganos pueden no estar preparados para vivir fuera del útero de la madre y pueden ser muy inmaduros para funcionar correctamente. Muchos bebés de nacimientos múltiples necesitarán atención en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

Hipertensión inducida por el embarazo:
Las mujeres con fetos múltiples son tres veces más propensas a desarrollar alta presión sanguínea debido al embarazo. Este trastorno suele desarrollarse más precozmente y es más severo que en los embarazos de un solo bebé. También puede aumentar la probabilidad de desprendimiento de placenta (el desprendimiento temprano de la placenta).

Anemia:
La anemia es dos veces más frecuente en los embarazos múltiples que en los simples.

Defectos congénitos:
Los bebés de embarazos múltiples tienen el doble de riesgo de anormalidades congénitas (presentes en el nacimiento) incluidos los defectos del tubo neural (como la espina bífida), gastrointestinales y defectos cardíacos.

Aborto espontáneo:
Un fenómeno llamado síndrome donde uno de los fetos desaparece (o se aborta espontáneamente), en general durante el primer trimestre. Es más frecuente en los embarazos múltiples. Esto puede estar acompañado o no de hemorragia. El riesgo de pérdida de embarazo aumenta también en los demás trimestres.

Síndrome de los gemelos transfusor – transfundido:
El síndrome de los gemelos transfusor – transfundido es un trastorno de la placenta que se desarrollo sólo en los gemelos idénticos que comparten la placenta. Los vasos sanguíneos se conectan dentro de la placenta y desvían la sangre de un feto al otro. Sucede en casi el 15 por ciento de los mellizos que comparten la placenta.

Cantidades anormales de líquido amniótico:
Las anormalidades del líquido amniótico son más frecuentes en los embarazos múltiples, en especial para los mellizos que comparten una placenta.

Parto por cesárea:
Las posiciones fetales anormales aumentan las probabilidades de un nacimiento por cesárea.

Hemorragia posparto:
En muchos embarazos múltiples, la amplia zona placentaria y el útero muy distendido ponen a la madre en riesgo de sangrado luego del parto.

Vía Healthsystem