El estreñimiento durante el embarazo

El estreñimiento durante el embarazo

Los intestinos se encuentran muy próximos al útero y sus movimientos podrían perjudicar el crecimiento del feto, por lo que como mecanismo natural de protección, durante el embarazo el peristaltismo intestinal se ve disminuido. Además, los cambios hormonales tienen como consecuencia un empeoramiento del vaciado intestinal, situación que acentúa el estreñimiento. Por lo tanto, la dieta es un factor importante a la hora tanto de prevenir la aparición del estreñimiento, como de su tratamiento y de la eliminación o disminución de sus síntomas.

Características del estreñimiento

El estreñimiento se caracteriza por una reducción del número y peso de las deposiciones, normalmente acompañadas de un endurecimiento de la textura de las mismas, si bien no es fácil de determinar. Además, suele ir acompañado de molestos síntomas, como dolor de cabeza, pesadez de estómago, flatulencias y gases, dolor al evacuar, hemorroides, etc. Muchas personas pueden sufrir estreñimiento sin saberlo ya que éste es un problema subjetivo influido por las costumbres de cada persona y sus hábitos de vida y alimentación. En una persona sana la frecuencia normal de las deposiciones oscila entre tres al día y tres por semana, expulsando sin dificultad en el 75% de las ocasiones.

¿Por qué el embarazo causa estreñimiento?

El embarazo es un estado en el que se dan numerosas alteraciones que afectan a la mayoría de los órganos, entre ellos el intestino. Estas alteraciones tienen como consecuencia una reducción de los movimientos peristálticos intestinales, encargados de permitir el avance de su contenido. La aparición del estreñimiento durante la gestación puede deberse a cambios hormonales o al aumetno del tamaño del feto. Una de las hormonas implicadas es la progesterona, causante de trastornos durante la digestión y de la debilidad que presenta la mujer embarazada para expulsar las heces. Existe otra hormona llamada motilina encargada de estimular el movimiento del estómago y del intestino, cuyos niveles se encuentran disminuidos durante el embarazo. Esta escasa motilidad gastrointestinal también puede aparecer como consecuencia de la presión del útero. Por esta razón los movimientos intestinales disminuyen para proteger al feto, provocando un retraso en el vaciado intestinal, lo que causa o acentúa el estreñimiento.

Otros factores como la falta de fibra en la dieta, la insuficiente ingesta de líquidos, el estrés o la existencia de hemorroides, también pueden provocar la aparición del estreñimiento durante el embarazo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here