Comer con prudencia en el embarazo


Durante el embarazo, muchas mujeres tienen la impresión de que tienen que comer por dos. En términos realistas es necesario agregar aproximadamente 300 calorías adicionales a su dieta cada día durante el segundo y tercer trimestre. Esto es, si usted lleva sólo un bebé en su vientre. Las mamás de embarazo múltiple tendrán que agregar un poco más de calorías a su dieta.

Comer 300 calorías extras no es mucho. El problema es que la mayoría de las mujeres tienen mucho hambre durante su embarazo y es un sacrificio para ellas no comer constantemente.

Entonces, ¿cómo comer lo suficiente durante el embarazo y frenar el apetito? La clave es comer alimentos saludables y nutritivos. La mayoría de las mujeres controlan mejor su apetito al hacer varias comidas pequeñas por día en lugar de tres comidas grandes acompañadas de aperitivos.

La forma más sencilla de hacer esto es romper sus tres comidas grandes en cinco o seis más pequeñas. De esta manera comerá durante el embarazo cada 3 horas. Esto ayudará a reducir la sensación de hambre. Lo ideal sería 400 calorías en cada comida, aunque esto varía en cada mujer dependiendo de su composición corporal, su nivel de actividad y las necesidades de calorías.

No contar las calorías. La mayoría de las mujeres se centran demasiado en las calorías al comer. El embarazo no es el momento de contar las calorías o el tiempo para bajar de peso. Es la hora de comer lo más nutritivamente posible. Esto significa que hay que comer alimentos ricos en fibra y nutrientes que le sacien el hambre y le proporcionen a usted y a su bebé las vitaminas, minerales y nutrientes necesarios para un embarazo saludable.

Proteínas y verduras son excelentes opciones. Tenga en cuenta la fibra para prevenir el estreñimiento durante todo el embarazo.

También debe asegurarse de beber mucha agua para mantenerse hidratada durante todo el embarazo. Muchas veces nuestros cuerpos nos engañan pensando que tenemos hambre, cuando en realidad estamos sedientos. Los mecanismos que activan la sed son los mismos que activan el hambre. Una forma fácil de beber suficiente agua es mantener una botella de agua a mano en todo momento. Preferiblemente agua mineral.

Sin embargo, otra manera de mantener una dieta saludable al comer durante el embarazo es simplemente almacenar en su frigorífico alimentos y bocadillos saludables. Si usted tiene bocadillos saludables disponibles, es más probable que recurra a ellos antes de comer otros alimentos con alto contenido en grasa o dulces.

Recuerde, usted puede tener una dieta saludable y no aumentar en exceso el peso durante el embarazo cuando se toma un tiempo para comer bien y nutrir su cuerpo y a su bebé.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here