¿Qué hago con el piercing del vientre?

Piercing en el vientre y embarazo
Con la moda de hoy en día, muchas mujeres que se quedan embarazadas también tienen un piercing en el ombligo. ¿Qué hacer con él durante el embarazo?

A medida que su vientre crece y su ombligo empieza a sobresalir, es más probable que se enganche con la ropa y resulte molesto. Por estas razones, puede decidir la eliminación del piercing o cambiarlo por otro que por su forma o tamaño pueda ser más cómodo.

Si ya lo lleva durante bastante tiempo y el área ha sanado completamente, puede optar por quitarlo y ponerse hilo de pescar a través de su perforación, para mantenerla abierta hasta después del nacimiento.

Si no le molesta para nada, entonces no hay razón médica para que se le quite. Algunas mujeres mantienen su piercing en el vientre durante todo el embarazo, teniendo en cuenta que durante el parto, en caso de una cesárea es necesario quitarlo.

Pero, si se lo puso justo antes de la concepción y la perforación no ha tenido la oportunidad de sanar completamente (se inflama o se enrojece y se irrita) puede que tenga que quitar el piercing, dejar que se cure y pensar en hacérselo después del nacimiento de su bebé.