La decepción de género: niño o niña

Decepción de género: niño o niña
Tal vez querías un niño, pero tienes una niña, o tal vez siempre has soñado con una chica, pero tienes un chico … De cualquier manera, si tu bebé no es lo que esperabas, y te sientes un poco decepcionada, no estás sola. La decepción de género es sorprendentemente común.

¿Por qué la gente a veces se siente decepcionada por el género de su bebé?

Algunas madres siempre han soñado con la relación que tendría con una hija, o tal vez creció rodeada de niñas y no pueden ni siquiera imaginar lo que sería criar a un niño. Otras mamás pueden tener un montón de niñas en la familia y quieren tener su primer hijo varón. Sin embargo otras madres sienten la presión de otros miembros de la familia de tener una niña o un niño en la familia.

Si resulta que lo que vas a tener o has tenido no es exactamente lo que habías previsto o esperado, la primera cosa que tienes que hacer es reconocer tu decepción. Háblalo, será más fácil de tratar, especialmente si puedes compartir estos sentimientos con tu pareja.

Pero una vez que reconoces tu decepción, desde ese momento es necesario no centrarse en si es “niño o niña”, sino en la persona que tu bebé se convertirá. Si tienes una niña, no sólo puedes suponer que ella será exactamente lo que pensabas cuando te imaginabas una chica. Podría encantarle las princesas y los tutús, o ella podría ser una dura aficionada al fútbol (o ambos!). O, por ejemplo, has tenido tu quinto hijo varón, e incluso puede ser el decimoquinto niño en toda tu familia, pero tienes que pensar que aún así será diferente de cualquier otro niño de esa familia.

Lo mejor es asumir el sexo de tu bebé y darle todo el cariño que necesita, tener un hijo, sea el primero o el quinto, sea niño o niña, es algo maravilloso y el sexo del bebé no tiene que ser ningún impedimento para lograr la plena felicidad.

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here