¿Adelgazar en la lactancia?

Adelgazar en la lactancia
Mientras estés dando el pecho puedes tratar de perder algún kilo, pero no debes hacer una dieta restrictiva por debajo de las 1.800 calorías. Además, te advierto que te va a costar mucho trabajo porque la naturaleza está en tu contra. El cuerpo necesita un porcentaje de grasa determinado para que se produzca la lactancia. Por eso, al menos 3 ó 4 kilos de los ganados en el embarazo son de grasa a fin de preservar ese fenómeno natural, que implica una serie de hormonas, entre otras la leptina, que intentan mantener esa grasa a toda costa. Es como un seguro de reserva energética para que seamos capaces de fabricar leche y no tengamos problemas de malnutrición.

Para adelgazar lentamente sin poner en peligro la lactancia, lo primero es comer bien, ordenadamente y hacer algo de ejercicio suave. El aporte calórico en la lactancia no debe pasar de las 2.300 calorías. Si se restringe mucho la dieta, el cuerpo lo entenderá como una situación de riesgo y la leche puede disminuir e, incluso, dejar de producirse. Te aconsejo:

– Evitar los alimentos dulces (chocolate, bollos, pasteles…) y precocinados.
– Eliminar los alimentos ricos en grasa: quesos, salsas como mayonesa, mantequilla, nata, embutidos, fritos…
– Si te da hambre entre horas, picotea sano: crudités, fruta, yogures desnatados…

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here