La lactancia de un bebé prematuro

La lactancia de un bebé prematuro

La lactancia materna es una elección muy personal. Hay madres que deciden llevarla a cabo y hay madres que no, por lo tanto no hay que tener nunca sentimiento de culpabilidad, el bebé podrá tomar leche artificial perfectamente adaptada a sus necesidades. Sin embargo, para un bebé prematuro, la leche materna es recomendable porque es más fácil de digerir y es una gran fuente de anticuerpos que le ayudarán a defenderse mejor de las infecciones. Por este motivo merece la pena intentarlo, a pesar de que la alimentación temprana resulte complicada, pues un bebé prematuro se cansa antes y en ocasiones su succión carece de energía.

Armadas de paciencia y acompañadas de puericultoras las madres con bebés prematuros intentan dar leche materna, aunque sea por un periodo corto de tiempo. En principio el bebé pasa la mayoría del tiempo en la incubadora, pero eso no impide que la mamá pueda dar leche materna a su bebé.

A continuación te muestro algunos consejos para tener una lactancia materna exitosa:

  • Cuida de ti misma: el secreto de una lactancia exitosa es un estilo de vida adecuado, con un buen descanso y una dieta sana y equilibrada. Es importante que te asegures de beber suficiente agua.
  • Relájate y escucha los consejos de personas experimentadas: quizá algunos días te puede resultar más complicado alimentar a tu bebé, pero no desesperes, el bebé siente la desesperación y ansiedad de su madre.
  • El bebé reconoce a su madre por el olor de su piel: esto es algo que le tranquiliza, especialmente si se practica el contacto “piel con piel”, por tanto se recomienda no abusar de perfumes.
  • Ponte en una posición cómoda para ambos, si es necesario usa una almohada: con un bebé prematuro la alimentación puede durar más tiempo, por ello es importante que ambos estéis cómodos.
  • Si quieres amamantar a tu bebé de forma prolongada, considera la posibilidad de extraer tu leche a menudo para estimular la lactancia: limpia adecuadamente tu material, extrae la leche de forma regular (cada 3 ó 4 horas si es posible) y guárdala inmediatamente en la nevera.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here