Remedio natural para la fertilidad: La Maca‏

Remedio natural para la fertilidad: La Maca‏
La Maca (Lepidium meyenii) es una planta que crece en los Andes peruanos, a una altitud de entre 3.500 a 4.200 metros sobre el nivel del mar. Es una de las pocas plantas capaces de sobrevivir en condiciones climáticas extremas, como las que afectan en los Andes: sol implacable y altas temperaturas durante el día, frío intenso en la noche, fuertes vientos…

¿Qué beneficios tiene esta planta?

Las principales propiedades atribuidas a la Maca por tradición andina son sus beneficios en la fertilidad, tanto masculina como femenina. Además es un afrodisíaco y un tratamiento eficaz contra la impotencia en el caso del hombre y un aumento de la líbido en la mujer, tanto que incluso se le conoce como la “Viagra Peruana”.

En el caso de la mujer también se pueden encontrar otros beneficios, como por ejemplo mejorar el síndrome premenstrual y todos los trastornos de la premenopausia o menopausia confirmada (los sofocos, disminuye la sequedad vaginal, mejora el equilibrio emocional…).

¿Dónde se puede comprar?

En la actualidad es complicado encontrarla, se distribuye principalmente por correo o por internet. También podemos encontrar la maca combinada con otras plantas, mejorando así su eficacia.

La comercialización de la maca fresca está prohibida por el gobierno peruano. Se vende solo en harina, granulada o en cápsulas.

¿Tiene efectos secundarios?

Nunca se ha observado ningún efecto secundario negativo en la maca a pesar de que es usada desde hace mucho tiempo por la población de los Andes y mucho antes por las civilizaciones Incas.

¿Cómo tomarla?

La maca no es un medicamento, es un complemento alimenticio como puede serlo también el ginseng, por ejemplo.

Para tomarla en forma de harina: la dosis tomada en Perú es de 1 a 3 cucharitas de café rasas por día durante 3 meses. La dosis recomendada por algunos fabricantes no corresponde con la cantidad tomada tradicionalmente en Perú.

Dicho esto no podemos aconsejarte otra cosa que la dosis recomendada, que consiste en comenzar con una cucharita de café rasa los primeros días (entre 1,5 y 2 gr.) y luego ir aumentando la dosis hasta tomar 4 gr. al día como mínimo (máximo 6 gr.).

En el caso de encontrar botes de maca granulada o en cápsulas, seguir la posología prescrita.