La presencia del futuro papá durante el embarazo

La presencia del futuro papá durante el embarazo
Mi pareja está ausente 100%

Lo primero de todo es dejar las cosas claras. No sirve de nada que te quedes esperando a ver qué iniciativa tiene él respecto al embarazo ni que te sientas sola si él no ha reaccionado como tú esperabas. Seguramente él también estará involucrado igual que tú en el embarazo, pero a su manera, pensando en las responsabilidades que tendréis, las cosas que os harán falta, etc…

Si necesitas que esté más presente o que te acompañe a las revisiones ginecológicas habla con él y explícale que necesitas que se muestre más a tu lado en esta etapa tan importante para ambos. Proponle que te acompañe cuando te vayas a hacer una ecografía o a una clase de preparación al parto.

Si aún así sigue sin estar muy presente en este tipo de cosas no te preocupes, el hecho de que esté un poco ausente no significa que vaya a ser un mal padre, confía en él.

Mi pareja aparece de vez en cuando

Aunque esperases más de él, no le fuerces. Es mejor respetar, comprender y adaptarse según las condiciones. Cada hombre es diferente y no es bueno compararlo con otros papás. Al menos está presente de vez en cuando, que ya es algo…

Sin embargo, sería bueno que compartierais ciertos momentos como la primera consulta, los primeros latidos del corazón del bebé, la primera ecografía… Incluso podría acompañarte a las clases de preparación al parto, allí podrá conocer a otros padres y compartir. Es algo un poco más emocional, fuera del entorno médico.

Mi pareja está en todo momento

Quizá te guste y a la vez te moleste, sobre todo si él responde a todas las preguntas que te hace el médico cuando estáis en la consulta (sí, los hay así). Esto suele ocurrir con padres primerizos que para ellos todo es nuevo y quieren estar tan involucrados que no encuentran un término medio, o incluso en padres no-primerizos, que en otros embarazos estuvieron ausentes y esta vez decidieron involucrarse más (de un extremo a otro).

Si sientes que es demasiado para ti, háblale tranquilamente. Explícale que estás contenta de verle tan involucrado en el embarazo, pero que también hay cosas que prefieres hacer sola. Ciertamente tener un hijo es un proyecto de dos, pero también es algo íntimo.