Saber el sexo del bebé‏

saber-sexo-bebe
Una de las primeras dudas que surgen ante el embarazo es el sexo del bebé. Hay padres que simplemente se centran en que el bebé esté sano, el resto no les importa, sin embargo hay otros que sienten una gran curiosidad y necesitan saber si el futuro bebé será niño o niña.

¿Qué ventajas tiene saber el sexo del bebé?

– Podrás comenzar la búsqueda del nombre, algo realmente difícil de decidir para muchos padres.

– Otra ventaja para ti es que podrás dirigirte a él o ella de una forma más cercana aunque sea a través del vientre. Muchas personas opinan que esto crea una relación más estrecha con el bebé desde antes de su nacimiento.

– Podrás ir preparando la habitación de tu futuro bebé. De esta forma las cosas no serán tan repentinas, sino que tendrás unos meses por delante para ir haciendo las cosas poco a poco.

– Te permitirá poder ir comprándole ropa.

– Si deseas realizar un baby shower, te será muy útil saber el sexo del bebé. Así podrás preparar la decoración, los regalos, etc de manera más específica.

Mitos sobre el sexo del bebé

Como el cualquier otro tema, dentro del hecho de saber el sexo del bebé, también existen mitos. Entre ellos podemos encontrar los relacionados con la forma de la barriga, la belleza de la madre (si durante el embarazo se le ve favorecida dicen que será niño, sino, dicen que será niña), los antojos que se tienen, las náuseas, si la concepción fue en día par o impar y un largo etcétera.

Cómo saber el sexo del bebé

A partir de la semana 18, aproximadamente, se puede saber el sexo del bebé a través de una ecografía o, con mayor exactitud, con una amniocentesis.