Cómo adoptar una actitud positiva para el momento del parto

embarazada-flor
La base de la felicidad reside en la actitud, es decir, en el modo en que afrontas las cosas cada día de tu vida. Pero está claro que no tiene nada que ver afrontar un momento de placer con una situación de dolor. Por ello, el parto produce temor, intranquilidad y en los casos más extremos, también angustia.

¿Cómo adoptar una actitud positiva para el momento de parto?

• En primer lugar debes entrenar la mente para generarte a ti misma pensamientos positivos. Pensamientos que a su vez, te harán sentir bien contigo misma. De lo contrario, si empiezas a pensar en todo aquello que puede ir mal, entonces, te estarás provocando angustia.

• Piensa en cosas bonitas, en la alegría que tendrás al ver la cara de tu bebé, en el momento tan especial que estás protagonizando al dar la vida a un nuevo ser.

• También es fundamental que rescates a esa mujer valiente que habita dentro de ti. Capaz de hacer frente a todo tipo de momentos. Sólo tienes que pensar en los retos que ya has afrontado en tu pasado y con mucho éxito. Es decir, piensa que el parto es un momento de cierta dificultad, pero se trata de algo temporal. Y además, el premio que obtendrás está lleno de amor y felicidad.

• No estarás sola en el instante de dar a luz. Y es que, hoy día, los hombres pueden estar presentes en el momento del parto. Por tanto, tu pareja estará contigo para cogerte de la mano, darte su cariño y todo su apoyo. Será un momento inolvidable que no podréis olvidar nunca, una experiencia fascinante de la que luego hablaréis a vuestro hijo sea mayor.

• Potencia tu autoestima, tu seguridad en ti misma, ten conciencia de tu valor interior. De este modo, el estrés morirá para dar paso a la esperanza de vivir feliz y en plenitud con tu nuevo hijo.