Temores frecuentes sobre el cordón umbilical

cordon-umbilical-rodea-cuello-bebe

Imaginar que el cordón umbilical está rodeando el cuello del bebé o el cordón esté enrollado de alguna forma al bebé, es una de la mayores preocupaciones de las futuras mamás.

Puede que realmente se de este caso, que el cordón esté enrollado en el cuello del bebé, pero hay que saber, que no habría posibilidad de que ahogue al bebé, pues éste no toma el aire como nosotros, lo recibe a través de el cordón umbilical.

El bebé está continuamente flotando en el líquido amniótico, y al igual que se puede liar con el cordón, se va desliando durante todo el embarazo. Cuando en una ecografía, el médico, descubre que el bebé se a enredado con el cordón, no suele darle importancia, pues no es motivo de preocupación.

El cordón umbilical no se estropea, al contrario que puede suceder con la placenta. Y por muchas vueltas que se le dé, es muy difícil que llegue a aplastarse hasta detener el flujo de sangre al bebé. El cordón está envuelto de una gelatina que evita que esto suceda y le da la fortaleza idónea para aguantar todo tipo de pellizcos y torsiones.

Las vueltas del cordón sobre el bebé es algo muy común, se da en 2 de cada 10 embarazos. Esto puede llegar a asustarte. Incluso, cuando el bebé tiene alguna vuelta sobre su cuello en el momento del parto, el ginecólogo o la matrona emplean sus técnicas para desenrollarlo sin problemas.