Cómo combatir la caída del cabello después del parto

mama-bebe

Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo influyen en el aspecto del cabello. En algunos casos tiende a engrasarse, a secarse o a debilitarse, pero lo más habitual es que se fortalezca y se vuelva más brillante y voluminoso, ya que durante la gestación el ciclo de vida del pelo se altera y apenas se cae.

En las semanas posteriores al parto es habitual que se produzca un aumento en la caída del cabello (para compensar lo que no se ha perdido en el embarazo), pero habitualmente el pelo retorna a su ciclo normal de crecimiento en seis meses.

Para combatir la caída del cabello después del parto aquí tienes unos consejos:

  • Para frenar el proceso es indispensable seguir una alimentación equilibrada, rica en hierro y en zinc, presentes en alimentos como la carne roja, el pescado, las verduras y las frutas.
  • Una buena higiene (de dos a tres lavados por semana son suficientes) y el uso de champús adaptados a cada tipo de cabello contribuyen a su salud y fortaleza.
  • Se desaconseja el abuso del secador y de otras fuentes de calor (planchas, tenacillas…), que acaban dejando los cabellos quebradizos.
  • Es recomendable cepillar el pelo suavemente mañana y noche para eliminar el polvo y la contaminación.

Si pasados seis meses, el problema persiste, puedes utilizar tratamientos anticaída o tomar suplementos vitamínicos (pero siempre consultando antes con tu médico si estás dando el pecho a tu bebé).