La edad del padre también influye en la salud del futuro hijo

padre-bebe

Hasta ahora, cuando se hablaba de reloj biológico, tan sólo se tenía en cuenta la edad de la madre pero cada vez hay más estudios que demuestran que la edad del padre también es un dato importante a la hora de concebir un hijo sano.

Los especialistas no se ponen de acuerdo en la edad en la que los hombres pueden empezar a tener problemas reproductivos. Diversos estudios, sin embargo, han demostrado que los padres mayores de 45-50 años tienen un riesgo mayor de concebir hijos con trastornos como el autismo, la esquizofrenia, la acondroplasia (enanismo) y el síndrome de Down, entre otros.

A partir de esta edad, los espermatozoides experimentan un importante declive, no sólo en cantidad sino también en calidad. Además de reducirse el nivel de testosterona, las células madre de los testículos que reponen el esperma tienen mayores posibilidades de tener errores de funcionamiento.

Por todas estas razones, se aconseja que los hombres también tengan en cuenta este factor a la hora de ser padres. En los bancos de esperma, por ejemplo, no se admiten donaciones de varones mayores de 50 años.