6 dudas resueltas sobre el bajo peso al nacer

bebe incubadora



¿Cuándo se dice que el bebé es de bajo peso?


Se considera que el bebé es de bajo peso cuando no alcanza los 2.500g o está por debajo del percentil 10. Este término se usa solo en recién nacidos de un embarazo normal, que dura entre 37 y 42 semanas. No se emplea en niños prematuros, porque su tamaño se corresponde con su edad de gestación.

Si el peso es bajo ¿la talla también?


Depende de la causa que provocó el retraso y del momento del embarazo. Si esta se produjo en el primer trimestre (en el 20% de los casos), el retraso suele ser completo: el peso, la talla y el perímetro craneal, están por debajo del percentil 10. En cambio, si la causa apareció en el tercer trimestre (lo que sucede en el 80% de los casos), el peso del bebé y a veces también la talla están por debajo del percentil 10 mientras que el perímetro de la cabeza es normal.

¿Necesita cuidados especiales en el hospital?

La mayor parte de los recién nacidos a término con un peso cercano a los 2.500g no tienen que ser hospitalizados.

Los niños con un peso muy bajo a veces tienen dificultades para mantener la temperatura, ictericia (coloración amarilla de la piel), hipoglucemia (azúcar bajo en la sangre). Estos niños pueden pasar algunos días ingresados en la UCI neonatal hasta que se ponen bien. El equipo médico que los atiende buscará la causa de su retraso y averiguará si tienen una malformación congénita o si han sufrido una infección intrauterina.


¿Cómo evoluciona el bebé? ¿Recupera el peso?


La mayoría de los bebés no precisan cuidados especiales cuando abandonan el hospital, y su seguimiento es como el de cualquier otro recién nacido. Muchos recuperan el peso y la talla entre el primer y segundo cumpleaños, aunque pueden tener una estatura baja. Algunos bebés se tratan con hormonas de crecimiento a partir de los dos o tres años de edad.

¿Tendrá problemas en el futuro? ¿Será débil?

Estos bebés tienen más riesgos de hipertensión y de diabetes tipo II a partir de la adolescencia. En estos casos es importante preguntar al médico qué dieta debe llevar para evitar su aparición.

Estoy embarazada y mi hijo tiene retraso de crecimiento intrauterino ¿Cómo puedo ayudarle?

El ginecólogo determina la causa de ese retraso, si se debe a un problema de la madre (hipertensión, mala nutrición, estrés, etc.), recomienda el tratamiento adecuado. En la mayoría de los casos basta con que la embarazada repose y mejore su alimentación para que el feto aumente de peso.

Cuando el retraso es importante y el futuro bebé está maduro para vivir fuera del útero, se provoca el parto, pero lo ideal es que llegue a término.