Remedios naturales para un embarazo sano

embarazada fresas

Siguiendo esta lista de remedios naturaltes disfrutarás de un embarazo más tranquilo, sin molestias ni sobresaltos.

Remedios naturales para corregir el estreñimiento

La probabilidad de sufrir estreñimiento aumenta con el embarazo debido a la presión del feto y a que los movimientos intestinales se ralentizan a fin de garantizar la absorción de nutrientes. Para recuperar tu regularidad habitual, desayuna un bol de copos de avena con una fruta ácida (kiwi, fresas, naranja, uvas…). Los cereales de avena aumentan la masa fecal y activan los movimientos intestinales.

Remedios naturales para prevenir la anemia

Para evitar el riesgo de anemia, que se incrementa en la recta final del embarazo, procura comer carne roja y moluscos dos veces por semana. Otra excelente idea es añadir a las ensaladas alfalfa o brotes de soja. Aparte de hierro, añadirás a tu dieta encimas que mejoran la digestión y buenas dosis de ácido fólico, una vitamina que previene importantes malformaciones en el feto.

Remedios naturales para aliviar la pesadez abdominal

A medida que avanza el embarazo, también aumenta la pesadez abdominal. Para no sobrecargar el estómago, intenta hacer comidas más ligeras, pero más frecuentes, y tomar una infusión de flores de azahar o de melisa en la sobremesa.

Si la pesadez la padeces en las piernas, bebe tisanas de escaramujo. La vitamina C de este fruto aligera las piernas a la vez que previene la aparición de varices y combate el sangrado de las encías, otros puntos débiles de las embarazadas.

Antes de irte a la cama

La mejor forma de proteger tus huesos y favorecer el crecimiento del bebé es consumir una ración más de lácteos al día. Si lo haces antes de irte a dormir, mantendrás los calambres a raya. Te aconsejo tomar un yogur con miel, un endulzante natural que reforzará tus defensas.