¿Se puede saber a quién se parecerá?

bebe ojos azules

El aspecto físico de un bebé, incluidos gestos y expresiones, viene determinado por los genes que hereda de sus padres y que ellos, a su vez, han recibido de los suyos. En el momento de la concepción entran en juego cerca de 36.000 genes, de cuyas infinitas combinaciones surgirá una selección que convertirá al pequeño en un ser único, pero que recogerá muchas de las características de su familia.

Existen rasgos que suelen heredarse directamente de padres a hijos, trasmitidos durante generaciones y que prevalecen sobre otros, como los hoyuelos, la nariz prominente, el pelo rizado, el mentón pronunciado o las orejas de soplillo. La información sobre ellos figura en los genes que transportan los 46 cromosomas que recibimos en la concepción (23 de la madre y 23 del padre).

Algunos de esos caracteres, como los ojos oscuros, son dominantes, es decir basta que el bebé los herede de uno de sus padres para que prevalezcan sobre los demás. Otros, como los ojos azules, son recesivos, es decir, para que aparezcan es necesario que el bebé herede ambos genes de sus progenitores. Y otros, como el color de la piel, son el resultado de la combinación de los genes que recibe de su padre y su madre.

Hace tiempo escribí un artículo que puede ayudarte a definir tus rasgos predominantes  y los del padre para hacerte una idea de cómo podría ser el aspecto físico de tu pequeño. Aquí lo tienes: “¿Cómo será mi bebé? ¿A quién se parecerá?