¿Qué nutrientes debes tener en cuenta durante el embarazo?

embarazada frutas y verduras

Durante el embarazo es esencial tener una dieta saludable y equilibrada para así evitar complicaciones y asegurar el buen desarrollo del bebé. Aquí tienes los nutrientes que no debe faltar en tu dieta:

Los hidratos de carbono: Estos son imprescindibles ya que aseguran un aporte adecuado de energía a la madre. A su vez los cereales (principalmente integrales) y las leguminosas, aportan fibra que previene el estreñimiento, muy común durante el embarazo. Los podemos encontrar en los cereales (arroz, maíz, trigo, avena, cebada, centeno), leguminosas (lentejas, porotos) y tubérculos (patata, boniato).

Las proteínas: Estas son fundamentales para asegurar el correcto crecimiento y formación del bebé y de los tejidos maternos. Se obtienen de alimentos de origen animal como las carnes, lácteos y huevo. También se encuentran en alimentos de origen vegetal entre los que se destacan los cereales y leguminosas. Para obtener una buena calidad de las mismas es importante que la dieta incluya diariamente, y en las cantidades adecuadas, proteínas de ambos tipos.

Las grasas: Son fundamentales ya que inciden en el correcto desarrollo del cerebro y retina del bebé. Las de buena calidad las podemos obtener de los aceites crudos, principalmente aceite de oliva, de soja no transgénica y de canola, de pescados grasos y de frutos secos.

El hierro: Durante el embarazo aumentan los requerimientos de hierro, por lo que es muy importante su consumo para que el bebé reciba un aporte adecuado del mismo y prevenir la anemia de la madre. Los alimentos fuentes son las carnes, la leche, el huevo, las leguminosas y algunos vegetales como acelga y espinaca. Al consumir estos últimos es importante hacerlo conjuntamente con alimentos que contengan vitamina C, como frutas cítricas, frutilla y tomate, ya que mejora su absorción.

El calcio: Su consumo es fundamental para la formación de los huesos del bebé además de mantener cubiertas las necesidades de la madre. Lo podemos obtener de la leche y sus derivados y de la coliflor, repollo, brócoli y semillas de sésamo.

El ácido fólico: Su deficiencia durante el embarazo se asocia a anemia, bajo peso al nacer y defectos congénitos en el tubo neural del bebé, siendo importante su consumo adecuado incluso antes de la concepción. Lo podemos obtener de los vegetales de color verde oscuro (espinacas, acelgas, espárragos, brócoli…) naranja y leguminosas.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here