6 consejos para controlar tu apetito en el embarazo

mujer controlar apetito

Saber controlar el apetito en el embarazo es algo esencial para evitar posibles complicaciones por exceso de peso que puedan perjudicarte a ti y a tu bebé. Aquí tienes 6 consejos para mantener el apetito a raya y aumentar de peso lo justo y necesario:

  1. Evita saltarte alguna comida. Como bien sabrás, debes hacer mínimo 5 comidas al día (desayuno, tentempié de media mañana, almuerzo, tentempié de media tarde y cena). Esta es la regla básica a seguir para distribuir bien tus comidas, evitando así, ataques a la nevera, comer en exceso y alimentos que no debieras.
  2. Nútrete. Los nutrientes son esenciales para el buen desarrollo de tu bebé. En los nueve meses de embarazo vas a necesitar consumir mayor cantidad de todos ellos. Aquí tienes un lista: Nutrientes a tener en cuenta durante el embarazo.
  3. Come bien y sin prisas. Intenta servirte dos platos en las comidas principales (almuerzo y cena). Entre el primer plato y el segundo date un tiempo, deja pasar entre 5 y 10 minutos para que tu cuerpo asimile bien el primero, es un buen truco para que tu estómago piense: “estoy llena”. Otro tip sería beber uno o dos vasos de agua durante la comida para evitar comer de más y controlar tu apetito.
  4. Haz una lista de todo lo que comes. Si anotas todo lo que vas comiendo durante el día y luego haces la suma, puede que te lleves una sorpresa y te des cuenta de que estás comiendo de más. También te ayudará a saber los alimentos innecesarios que debes eliminar de tu dieta. Puedes usar un contador de calorías, hay muchas aplicaciones para el móvil que te pueden servir.
  5. Date un capricho de vez en cuando, pero con mesura. Seguro que te chiflan algunos de los “alimentos prohibidos” como por ejemplo el dulce, puedes darte el gusto de comer un pedacito de chocolate, pero eso, un pedacito para satisfacer tu antojo, no te comas la tableta entera!
  6. Cuidado al hacer la compra en el ‘super’. Lleva siempre una lista preparada de todo lo que tienes que comprar y limítate a lo que llevas anotado, no compres de más, y menos aún, “alimentos prohibidos”, lamentablemente son los que más te apetecería comer, pero todo sea por tu salud y la de tu bebé.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here