Embarazada y espléndida el día de San Valentín

corazon-tripa-embarazada

Si vas celebrar el día de San Valentín con una cena romántica con tu pareja, te pueden hacer falta algunos consejos para lucir espléndida esa noche… ¡tu pareja solo tendrá ojos para ti!

Si optas por llevar dos piezas:

Parte superior: Siempre soñabas con tener el pecho más grande ¡y el embarazo concedió tu deseo!. Ahora, haz que tu pareja disfrute del espectáculo. Elige una prenda algo escotada que destaque esa parte de ti.

Parte inferior: El pantalón negro es un clásico. Elegante y sencillo a la vez, va bien con todo. Solo recuerda que debes prestar especial atención a la talla, no vayas a aplastarte la barriga. Una falda puede ser otra buena elección y quizá incluso más cómoda si la buscas con cintura elástica. Después del embarazo quizás también puedas usarla.

Si prefieres ponerte un vestido:

Es la prenda ideal para cualquier momento, elige el largo que mejor se adapte a la ocasión y verás como deslumbras. Puedes elegir un vestido que resalte tu barriguita de embarazada de la que tan contenta y orgullosa estás o, si lo prefieres, puedes decantarte por un vestido más discreto. No te recomiendo que tenga mucho vuelo, parecerías una mesa camilla. ¡Esto es a elección de cada una!.

Por supuesto, no te olvides de los accesorios:

Un buen collar, unos pendientes y una pulsera a juego conjuntarán a la perfección con tu barriguita. Si vas a llevar un escote con pedrería quizá no sea necesario que te pongas el collar.

Los zapatos:

¡El tacón alto está estrictamente prohibido, aunque sólo sea una noche! Se trata de ir cómoda y, sobre todo, segura. Con el embarazo puede fallar tu equilibrio, es mejor evitar caerse… Escoge unos zapatos con un tacón ni demasiado alto ni demasiado bajo. La altura del tacón no debe pasar los 4 cm. ¡Seguro que encuentras un bonito zapato con la altura adecuada!