¿Es seguro usar camas o cabinas de bronceado durante el embarazo?

embarazo cama cabina bronceado

¿Es seguro usar camas o cabinas de bronceado durante el embarazo?

Las camas o cabinas de bronceado pueden ser la fuente de muchos factores de riesgo para las mujeres embarazadas. Por supuesto, cualquier dermatólogo te diría que te mantuvieras alejada de los salones de bronceado aún sin estar embarazada. Cada vez hay más casos de cáncer de piel, ya que muchas personas no conocen o ignoran todos los riesgos de usar estas camas o cabinas de bronceado.

Así que, por supuesto, el uso de los salones de bronceado por mujeres embarazadas es altamente perjudicial. El calor que despiden las camas y cabinas de bronceado aumenta la temperatura global del cuerpo y eso no es bueno para el bebé en crecimiento. Puede causarte sobrecalentamiento, hipotermia, insolación, e incluso eliminar el ácido fólico de tu cuerpo, la vitamina esencial para el buen desarrollo del bebé (su déficit puede provocar malformación vertebral, defectos en el tubo neural, espina bífida y más)

En un principio, nadie tendría que usar las camas y cabinas de bronceado si no es con moderación, y las mujeres embarazadas olvidarse durante todo su embarazo de pisar los salones de bronceado.

Durante el embarazo, puedes broncearte naturalmente sin poner en riesgo tu salud y la de tu bebé, haz cortas exposiciones al sol protegiendo tu piel con lociones de alto protector solar. Así evitarás quemaduras y manchas en tu piel. Si deseas broncearte durante el embarazo, puedes hacerlo, pero recuerda, con mucha precaución y de forma saludable y natural (aquí tienes unos consejos para protegerte del sol durante el embarazo). Nadie ha dicho que el embarazo y estar bronceada sea algo incompatible.