Una sola prueba para detectar el parto prematuro: La prueba de fibronectina fetal (fFN)

bebe-prematuro-pie-mano

Una sola prueba puede ser capaz de reducir el número de ingresos en el hospital por riesgo de parto prematuro y ayudar a prevenir los nacimientos prematuros.

Esta prueba se llama “Prueba de fibronectina fetal” y detecta la presencia de una sustancia llamada fibronectina fetal (fFN) en las secreciones cervico-vaginales de las madres entre las 22 y 34 semanas de embarazo. De dar positivo el examen, existe una alta probabilidad de dar a luz en las dos semanas siguientes a su realización. La validez de los resultados es de 15 días después de la prueba.

Para probar su eficacia, se realizó el examen a 63 mujeres embarazadas que tenían alto riesgo de parto prematuro debido a varios factores. La prueba dio un resultado negativo al 86% de esas mujeres, lo que significaba que, a pesar de los signos y síntomas de parto prematuro, no necesitaban ser hospitalizadas, por el momento.

En cuanto al 14% de las mujeres embarazadas cuyo resultado de la prueba fue positivo, al confirmarse la inminencia del parto, se hospitalizaron y el nacimiento de los bebés se produjo en un promedio de 11 días después del examen.

La principal utilidad de esta prueba es la de evitar que las mujeres con síntomas de parto prematuro sufran intervenciones y hospitalizaciones innecesarias, ya que, a pesar de los síntomas, no corren el riesgo de dar a luz en ese momento.

Otro de los beneficios de esta prueba es la de ayudar a disminuir el número de nacimientos prematuros y, lo que es más importante, reducir el riesgo de mortalidad neonatal causada por la prematuridad del parto.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here