Tomar café durante la lactancia materna ¡Cuidado!

bebe-amamantando

Los bebés no tienen mucho que decir cuando se trata de elegir su comida. Lo que tú comes durante la lactancia es su menú diario.

Durante la lactancia materna una alimentación sana y equilibrada de la madre es primordial para la buena salud del bebé. Durante los meses de lactancia hay que evitar todo tipo de sustancias nocivas como alcohol, tabaco y excitantes como la cafeína.

La cafeína es perjudicial tanto durante el embarazo como después en la lactancia materna. La cafeína es un psicoactivo que estimula el sistema nervioso, un exceso de esta sustancia puede afectar negativamente a la salud del bebé.

Los pequeños sistemas metabólicos de un bebé no  pueden procesar y expulsar las sustancias nocivas tan fácilmente como el cuerpo de un adulto. El bebé puede tardar unos 8 días en metabolizar la concentración de cafeína que ha tomado a través de la leche materna. Sin embargo, cuando el bebé ya tiene 6 meses puede metabolizar la cafeína en unas horas.

Cualquiera que sea su edad, la cafeína en el cuerpo del bebé puede acumularse y estimular su sistema nervioso, tal y como sucede en cualquier adulto.

Todo esto puede ser un fastidio para ti. Estas intentando recuperarte del parto, el bebé te da mucho trabajo y duermes menos de lo normal. Tu cuerpo te pide a gritos una taza de café calentito, pero si consigues evitar su consumo mejor.

El alto consumo de cafeína puede afectar a la calidad de la leche materna y puede reducir el contenido de hierro en una tercera parte. A parte de perjudicar a la salud del bebé como ya he mencionado antes.

Si estás dando el pecho a tu bebé y te es imposible evitar tomar café, puedes beber una o dos tazas de café al día, esta sería la cantidad máxima recomendada.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here