La epidural para el alivio del dolor del parto

epidural

El parto puede ser doloroso, por lo que es importante aprender acerca de una de las maneras con las que puedes aliviar el dolor, con la epidural. Si habías pensado en esta opción, infórmate bien sobre la epidural y sus posibles efectos secundarios.

La epidural

Es un tipo especial de anestesia local que adormece los nervios que transportan los impulsos de dolor del canal de parto al cerebro. Para la mayoría de las mujeres, la epidural les alivia por completo el dolor. Puede ser útil para las mujeres que están teniendo un trabajo de parto prolongado o particularmente doloroso, o que están dano a luz con dificultades.

Un anestesista es la única persona que puede poner una epidural, por lo que esta opción no lo tandrás disponible si das a luz en casa.

¿Cuánto puedes mover tus piernas después de que te pongan la epidural?

Depende del anestésico local utilizado. Algunas unidades ofrecen la epidural ‘móviles’, que significa que puedes caminar. Por otro lado, esto requiere que se supervise remotamente (por telemetría) y muchas unidades no tienen el equipo para hacer esto. Pregunta a tu madrona o médico si la epidural móvil está disponible en el hospital donde vas a dar a luz.

La epidural puede proporcionar muy buen alivio del dolor, pero no tiene siempre el 100% de efectividad durante el parto. La Asociación de Anestesistas obstétricos estima que una de cada ocho mujeres que tienen una epidural durante el parto tiene que utilizar otros métodos de alivio del dolor.

¿Cómo se pone la epidural?

Mientras te colocas de lado en la camilla o en posición fetal, un anestesista limpiará tu espalda con un antiséptico para adormecer un área pequeña con un poco de anestesia local y luego introducirá una aguja.

Un tubo muy delgado se pasa a través de la aguja en la espalda cerca de los nervios que transportan los impulsos de dolor. El líquido que introducen es una mezcla de anestésico local y opioide (principal para quitar o reducir el dolor).

Se tarda alrededor 10 minutos en poner la epidural, y otros 10 a 15 minutos para que comiencen sus efectos. No siempre funciona perfectamente en un primer momento y puede ser necesario ajustar. Se examinarán de forma permanente tanto la frecuencia cardíaca del bebé como todas tus contracciones una vez se administre la epidural.

Como ves, la epidural es un método más para aliviar el dolor del parto, es poco molesta y bastante efectiva, es por eso que la mayoría de las mujeres optan por esta opción.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here