Virus del Zika y el riesgo durante el embarazo

virus zika mosquito

Si estás embarazada, debes informarte muy bien sobre los posibles virus que amenazan a la población, pero muy particularmente sobre el virus Zika, ya que este virus afecta de una forma directa a las mujeres embarazadas, por su posible efecto en la alteración del desarrollo del feto. Te invitamos a informarte más acerca de este amenazador virus del Zika y el riesgo que existe durante el embarazo.

Trasmisión del virus Zika

Este virus es transmitido por la hembra del mosquito “tigre Aedes” infectado y pertenece a la misma familia de los virus del dengue y el chikungunya; este virus se extiende cada vez más en las Américas y el Caribe. Para disminuir las posibilidades de contagio y riesgo en las mujeres embarazadas, las organizaciones de la salud aconsejan a las mujeres en ese estado, evitar su permanencia en las zonas infectadas por este virus.

La microcefalia fetal tiene secuelas graves

La epidemia que se ha desarrollado en Brasil, se traduce en un aumento de los casos de anomalías fetales, especialmente, de microcefalia. Esta anomalía se caracteriza por un tamaño anormal del cráneo, que es posible detectarla a través del ultrasonido, pero una vez presente, esta patología puede causar graves consecuencias, como un retraso mental irreversible.

En vista del aumento de este virus registrado en Brasil, podemos suponer que hay una causa y un efecto, aunque otros factores pueden estar involucrados. Sin embargo, aun cuando la correlación entre la microcefalia y el Zika no se ha establecido formalmente, existen registros de que las infecciones virales si pueden causar malformaciones en el feto.

Proceso de afectación sobre el feto

Aun cuando no está comprobado el riesgo en el embarazo por el virus Zika,  y su responsabilidad directa sobre las microcefalias registradas, si se conoce la forma en que el virus puede llegar directamente hasta feto.

Cuando una mujer embarazada se infecta del virus Zika, éste puede transmitir los agentes infecciosos al feto a través de la placenta. Esta transmisión se produce durante la fase de “viremia”, que es cuando el virus se encuentra en el torrente sanguíneo.

Aprende a protegerte a ti misma

Uno de los mayores inconvenientes, es que no es fácil de detectar la presencia del virus, debido a las formas asintomáticas o mínimamente sintomáticas en las que se presenta. Adicionalmente, los signos clínicos se pueden confundir con cualquier gripe viral, éstos son: fiebre, dolor de cabeza, sarpullido o dolor en las articulaciones. Desafortunadamente, no hay ninguna vacuna ni tratamiento curativo contra este virus, por lo que la mejor manera de luchar contra él, sigue siendo a través de la prevención.

En el caso que estés embarazada, debes tomar las mismas precauciones que el resto de la población, pero adaptado a tu situación.
  • Aplica repelente que no afecte el embarazo
  • Usa un mosquitero al dormir
  • Viste ropa de dormir que cubra completamente tu cuerpo
  • Evita los criaderos potenciales, como el agua almacenada o estancada

Toma en cuenta todas estas recomendaciones y continúa atenta sobre las novedades del virus Zika y el riesgo durante el embarazoy no permitas que un virus tan malicioso como el este o cualquier otro virus, atente contra tu salud y el buen desarrollo de tu bebé.