Cómo facilitar a tu hijo la llegada del hermanito

como facilitar a tu hijo a la llegada del hermanito

Si la llegada de un nuevo miembro a la familia vuelve locos a los padres, imagínate entonces lo que supone para el futuro hermanito o hermanita mayor, que hasta ahora tenía toda vuestra atención en exclusiva.

Las primeras semanas suelen ser bastante caóticas, toca ir conociendo al recién llegado e ir adaptándose a las nuevas rutinas. Como padres, hacemos todo lo posible para llevar una vida diaria normal, a pesar del cansancio. Poco a poco vamos construyendo ese nuevo equilibrio.

Para los niños este proceso es diferente, pues ellos no saben a lo que se enfrentan con la llegada de un hermanito o hermanita y habrán momentos de pura ternura y momentos de “mamá, no quiero a este hermanito, llévalo otra vez al hospital”. Sí, las frases como estas son reales pero no tienen maldad, simplemente a veces se les hace grande su nuevo rol y necesitan apoyo.

Hazle sentir seguro

Recuérdale a menudo que él o ella sigue ocupando un gran lugar en tu corazón, que tu amor se multiplica y que le quieres tanto como antes y de la misma forma quieres al recién llegado bebé, que ahora te necesita mucho porque es pequeño. Busca algún libro que podáis leer juntos sobre la llegada de un hermanito, eso le ayudará a entender mejor la situación.

Ayúdale a formar parte del evento

Es importante que tu hijo entienda que la llegada del hermanito es una decisión de los padres, que sois vosotros quienes habéis decidido aumentar la familia de la misma forma que lo decidisteis con él o ella. Déjale que colabore en la elección del nombre o en la decoración de la habitación del bebé pero dejándole claro que la decisión final es vuestra. De esta forma te evitarás que él o ella se sienta culpable de la situación y os pida “devolver al hermanito” o se sienta arrepentido de su llegada.

Puedes dejarle elegir algún detalle como una mantita o el dudu para la cuna. Para que lo entienda mejor puedes enseñarle fotos de cuando él aún no estaba, luego del embarazo y de su nacimiento, cuéntale cómo decidisteis todo y, por supuesto, cuando nazca el bebé déjale ser el primero en ir a verlo para que sienta la importancia que tiene dentro de la situación.

Ayúdale a expresarse

Escucha sus emociones porque se avecina una avalancha. Puede que lo exprese o puede que no, pero tendrá sentimientos contradictorios sobre compartir el amor y la atención de los padres. Ayúdale a expresar todo eso, los celos son normales y tiene derecho a sentirlos, lo importante es que debe respetar al bebé y no hacerle daño. No intentes forzar el vínculo, según vayan creciendo juntos crearán su propia historia. Cuando el pequeño le ría las gracias al mayor empezarán a llevarse mejor, ya verás.

Aumenta su autoestima

Puede que tu pequeño pierda algo de confianza al llegar el hermanito, pues ya no es un centro de atención y ha perdido la exclusividad. Como resultado puede tener sentimientos negativos hacia el bebé. Refuerza sus puntos positivos y dale un gran valor a lo que hace, agradécele cuando te ayude en alguna tarea con el bebé como por ejemplo traerte un pañal o entretenerle mientras lo bañas. Hazle sentir especial.

Tiempo de calidad

Siempre que puedas dedícale tiempo de calidad y en exclusiva. Será difícil encontrar esos ratitos sobre todo al principio que, aunque el bebé duerma a menudo, estarás cansada de pasar noches sin dormir bien. Intenta pedir ayuda y delega algunas tareas a otros para que tú puedas pasar al menos un ratito cada día a hacer alguna actividad con tu hijo o hija mayor.

¿Tienes algún consejo más para facilitar la llegada del hermanito? ¡Cuéntanoslo!

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here