Ventajas y desventajas de estar embarazada en invierno o en verano

ventajas y desventajas de estar embarazada en invierno o en verano

Existe una gran diferencia entre pasar el embarazo en invierno que en verano, por supuesto no podemos elegir cuándo queremos que esto ocurra, pero vamos a divertirnos un poco viendo las ventajas y desventajas de estar embarazada en invierno o en verano.

Primer trimestre de embarazo

En verano

Las ventajas: En general, solemos tener vacaciones en la temporada de verano, lo cual es ideal para el cansancio de los primeros meses. Las barbacoas y comidas de verano pueden ser más compatibles con el embarazo mientras quieras ocultarlo, puedes tomar agua fresca o algún refresco en lugar de vino y puedes pedir que la carne esté bien hecha. Ten cuidado si se sirven verduras crudas o postres hechos con huevo crudo.

Las desventajas: aunque en el primer trimestre no crece mucho el vientre sí que podrás verte algo hinchada y se notará con ciertos vestidos y bikinis… Y tendrás calor, mucha calor. Las náuseas tampoco ayudan y te pueden impedir que disfrutes de esas barbacoas o comidas en familia de las que hablábamos por culpa de los olores.

En invierno

Las ventajas: Podrás disimular mejor ese vientre hinchado debajo de jerseis y abrigos. La temperatura no es un problema así que te sentirás algo más en forma que si estuvieras a 30 grados.

Las desventajas: si quieres ocultar tu embarazo será complicado porque probablemente te tocará lidiar con las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Con el paté, el salmón ahumado y el jamón serrano te será difícil buscar excusas para no comer. Si eres propensa a los cambios de humor debido a las hormonas, el clima y los días grises pueden empeorar un poco tu estado de ánimo…

Segundo trimestre de embarazo

Esta etapa del embarazo suele ser la más fácil, el vientre aún no es muy grande como para molestar, seguramente ya lo habrás anunciado así que no necesitas esconder nada y las típicas molestias del inicio van desapareciendo. Tanto si esta etapa te pilla en verano como si es invierno más o menos será igual. Quizá en primavera es cuando mejor se lleve porque puedes salir y pasear sin pasar mucha calor.

Tercer trimestre de embarazo

Empecemos por la ropa

Ventajas: En invierno tienes la ventaja de que, si tienes frío, te pones una prenda más y listo. Va bien para esconder un poco la retención de líquidos y además irás estupenda: prueba a usar pantalones de embarazo con botas y jerseis o vestidos, irás cómoda y guapísima. A lo mejor pillas las rebajas después del parto y puedes darte algún capricho, lo mismo si te pilla al final del verano. La gran ventaja del verano es que puedes ponerte vestidos amplios y frescos con los que estarás cómoda.

Desventajas: Durante el invierno es posible que tengas problemas para ponerte zapatos cerrados, es normal que los pies se hinchen y necesites una talla más de la habitual… Si te toca pasar esta etapa en verano es posible que lo pases mal con la calor, se suelen tener bochornos y, aunque te vistas con ropa fresca, será difícil de soportar. Otra desventaja es la necesidad de estar depilada, que se une a la dificultad de depilarte a causa de tu gran vientre y se forma una catástrofe en todo lo que es la zona íntima o las piernas. Acude a un centro de estética, será más fácil.

En cuanto a las molestias del tercer trimestre

En invierno

Ventajas: a la hora de dormir es más fácil cuando hace frío y te acurrucas con la manta. Si te duelen las articulaciones puedes aplicarte agua caliente o utilizar una bolsa de calor sin sentir que te derrites.

Desventajas: si eres de naturaleza ansiosa y vives en una zona en la que nieva probablemente te sentirás nerviosa pensando en que pueda llegar el día del parto en uno de esos días en los que es difícil circular a causa de la nieve. El clima frío y la pesadez que te provoca el enorme vientre te pueden quitar las ganas de salir a dar un paseo (que sería ideal para facilitar el parto).

En verano

Ventajas: el buen tiempo siempre te da un empujoncito al estado de ánimo, además la alimentación es más ligera y eso te ayudará a evitar kilitos de más, aprovecha esa gran variedad de fruta que tenemos en verano. Si tienes un hijo mayor podrás buscar un lugar donde sentarte al fresco mientras él juega.

Desventajas: ¡la calor!. Ya de por sí es pesada pero si además te sientes en modo ballena y te cuesta moverte se hace más pesada aún. Para soportar la calor deberás beber mucha agua y eso te provocará la necesidad de ir a orinar cada 2 minutos. Es un bucle.

Y vosotras ¿En qué etapa del embarazo os encontráis ahora?

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here