Anécdotas en el parto: Por culpa de las hormonas!

“En mi cuarto parto, justo antes de que naciera mi pequeña, me dio por morder a mi marido… Primero le arañé todo lo que pude y sin que eso fuera suficiente, decidí sacar los dientes!. Parecía un animal, creo que por eso dan algo para morder en las películas ¿no?. He de añadir que no tenía epidural…”
Silvia

“En mi segundo embarazo, llegué al hospital por la noche y mi marido volvió a casa para ver cómo estaba mi otro hijo, a eso de las 4 de la mañana. Un rato después, el parto ya había comenzado y quise llamar a mi marido, pero mi mente ya no daba más de sí y llamé al fontanero! Me preguntó “¿Quién eres?” y yo le respondí “quiero a mi marido, que estoy de parto!!”. El pobre hombre muerto de sueño me respondió “lo siento, no sé quién es su marido, pero felicidades a los futuros padres”.
Katy

Te puede interesar

Las claves de cada trimestre de embarazo

Primer trimestre de embarazoNo deberías aumentar las calorías de la dieta: sólo si tienes hambre puedes comer un poco más, siempre que se trate de alimentos sanos (verduras y frutas). Reduce al mínimo las...

La higiene personal en el embarazo

La higiene personal debe ser siempre una parte importante de tu rutina diaria. Una higiene personal inadecuada durante el embarazo puede dar lugar a infecciones que pueden poner en peligro a tu bebé. Hoy...

Hemorroides durante el embarazo, consejos

Las hemorroides durante el embarazo son varices o inflamaciones de las venas del recto y el ano. Pueden ser pequeñas o grandes, acompañadas de picores y en algunos casos dolorosas. Experimentar dolor, picor o...
preparando el dormitorio del bebe

Preparando el dormitorio del bebé

  Prepararse para la llegada de un bebé no es tarea fácil. Sin embargo, podemos hacer de ella algo entretenido si tenemos en cuenta ciertos requisitos importantes y lo mezclamos con el entusiasmo y ansiedad...

Maquillaje y embarazo

Durante los meses de embarazo la piel se vuelve más tersa, pero también más frágil, el rostro está más luminoso, brillante y sonrosado, el óvalo se redondea, y los labios se hacen más gruesos....