Aumento o caída del vello corporal durante el embarazo

embarazada tumbada

Durante el embarazo, la mujer experimenta muchos cambios hormonales que a menudo causan problemas en la piel. Muchas mujeres embarazadas se ven afectadas por el acné y el cloasma gestacional, también conocido como la “máscara del embarazo”, son manchas oscuras que aparecen en el rostro y que generalmente desaparecen después del parto. Pero esto no es todo, hay más cambios, entre ellos, el aumento o caída del vello corporal durante el embarazo.

Lo dicho, muchas mujeres embarazadas también sufren problemas relacionados con el vello corporal. El embarazo se caracteriza por sus altos niveles de estrógeno y progesterona, y esto puede causar un aumento en el crecimiento del vello: en la cara, alrededor de los pezones, en las piernas o los brazos e incluso, algunas mujeres embarazadas, experimentan un aumento de vello en el vientre. En todos los casos se trata de una alteración hormonal normal, dando lugar a períodos de aumento (lo más habitual) o todo lo contrario, períodos de caída del vello corporal (“Como en mi caso, me quedé, en mis dos embarazos, casi si vello corporal… y era una gozada, a penas me depilaba! “).

Por lo general, el aumento o la caída del vello corporal durante el embarazo es un síntoma temporal y debería desaparecer espontáneamente dentro de los seis meses posteriores al nacimiento del bebé.