Carta de amor al hijo que nunca conocí

corazon cielo

El aborto (algo con lo que no estoy de acuerdo, pues para mi es un crimen, de todo se sale en esta vida, pero…), independientemente de los motivos, pienso que debe ser algo terrible y muy doloroso que, seguro, se lleva consigo un pedacito del corazón de esa “mamá incompleta”.

No quiero entristecer a nadie, mi objetivo (como en otras ocasiones) es ayudar a reflexionar a muchas mujeres que pueden estar indecisas y, si puedo, hacerles cambiar de opinión. Esta carta es un pequeñisimo ejemplo del dolor de una madre que, lamentablemente, no conoció a su bebé.

CARTA DE AMOR AL HIJO QUE NUNCA CONOCÍ

“Querido bebé:

Soy tu mamá, la que se equivoca y la que gracias a ti ya tiene ese título tan hermoso. Lo primero que te quiero decir es perdón por no darte la oportunidad de vivir que te mereces. Tú no tienes la culpa de las negligencias que tu papá y yo hemos podido cometer. Hoy me doy cuenta de que hemos actuado de un modo muy egoísta. 

Una vez me dijeron que por ser mujer entendería de estas cosas de la maternidad, pero la verdad es que nadie más que nuestros hijos nos enseñan a ser padres. No es fácil, sobre todo con el primero, con quien recibimos el título de “mamá”, pero con el que, con amor, nos equivocamos muchas veces.

Eres mi primer hijo o hija y así te reconozco. Tú nunca fuiste un error y ahora yo trato de incluirte en mi vida. No lo tomes como una excusa pero llegaste en un momento muy difícil, tu padre y yo estudiando y sin la madurez y recursos necesarios para responsabilizarnos de tus primeros pasos. Estoy a la vez contenta y muy triste de saber que hubiera podido ser mamá.

Quiero que sepas que me llena de orgullo poder decirte que fuiste concebido con mucho amor. La decisión que tomamos fue muy dura, MUY DURA y no se supera fácilmente, por no decir que no se supera nunca. Me has enseñado en unos días más que en muchos años de escuela. Estarás presente en mí toda la vida y espero que más adelante pueda formar una familia contigo en el corazón y contando a tus hermanos que tú eres el mayor”.