Cómo decorar el dormitorio del bebé

Cómo decorar el dormitorio del bebé

La llegada de un nuevo miembro a casa siempre es motivo de felicidad, pero esto implica mucho trabajo y cambios en el hogar. Y es que el bebé deberá disponer de todo lo necesario para garantizar su cuidado y comodidad.

La habitación del niño es uno de los lugares en los que más empeño se debe poner para que quede correctamente acondicionado. Durante la espera de los meses previos al parto, los futuros padres dedican todo su esmero a elegir aquello que compondrá el nuevo cuarto del niño. Hacerlo es divertido y sencillo, sólo hay que seguir algunos consejos prácticos. De esta forma, lograremos que el nuevo habitante de la casa se sienta lo más cómodo posible.

Los primeros días de vida

En primer lugar, debemos decidir cuál será la habitación más adecuada para el bebé, si bien durante sus primeros meses de vida dormirá en la habitación de sus padres en una cuna o moisés. Así, estos podrán vigilarle más de cerca. Pronto, cuando el niño cumpla cuatro meses de vida, periodo en el que se supera la etapa de máximo riesgo, podrá pasar a su propia estancia. Una vez traslademos al pequeño, para estar más seguros de que se encuentra bien, es buena idea colocar unos interfonos infantiles para que oigamos su llanto desde nuestro dormitorio.

Necesidad de estímulos

El dormitorio infantil es un lugar de mucha importancia. El niño pasará en esta estancia gran parte del día jugando o durmiendo. Por ello, al decorar su habitación es importante tener en cuenta la necesidad de estímulos externos que tiene una persona en sus primeros momentos de vida. Contar con un contexto adecuado para el desarrollo de habilidades ayudará a que el crecimiento de nuestro hijo sea el esperado.

Al margen de la estimulación, una habitación infantil debe tener muebles funcionales. También deben gozar de cierta versatilidad ya que, si pensamos pragmáticamente, estos pueden ser aprovechados al máximo durante mucho tiempo. Muebles de línea clásica y en colores neutros serán más aprovechables a largo plazo. Por otra parte, es necesario que exista suficiente espacio para jugar, otro factor vital para el correcto desarrollo psíquico y físico del niño.

Elementos imprescindibles

En toda habitación infantil hay algunos elementos que nunca deben faltar: el cambiador, que puede incluir o no bañera; la cuna, que será utilizada hasta los dos años aproximadamente, luego el bebé pasará a dormir en la cama que ya tendremos lista, y un parque infantil, además de juguetes con los que el pequeño pueda desarrollar su imaginación.

El suelo debe ser antideslizante y de algún material fácil de limpiar. Es recomendable que la habitación esté bien ventilada y fresca, pero al mismo tiempo hay que evitar las corrientes de aire.

Algunos consejos prácticos

A la hora de seleccionar las tonalidades de la habitación, los muebles en colores claros, como el blanco o el crudo, son los que crean un mejor efecto visual. Lo adecuado es combinar muebles en estos tonos con paredes pintadas en rosa, verde o azul o empapeladas con dibujos de motivos infantiles. Los muebles son más caros que lo que nos puede suponer pintar una habitación de nuevo y, por ello, es mejor dar rienda suelta a los imprescindibles motivos pueriles en las paredes del dormitorio o en los accesorios.

El techo es muy importante en la vida de un bebé, ya que pasa todo el día tumbado boca arriba. Poner unas estrellas, nubes, una divertida lámpara o pintarlo de un color diferente al resto de la habitación, logrará estimularle y divertirle.

El bebé, una vez ya ha empezado a dar sus primeros pasos, siente curiosidad por todo. Existen algunos elementos en el mobiliario de un dormitorio con los que se puede dañar, como puertas y cajones. Por ello es recomendable que los tiradores lleven algún tipo de seguridad. También los baúles de juegos pueden suponer un problema, ya que se pueden pillar los dedos con la tapa.

Cuando el pequeño empiece a utilizar la cama tendrá dificultades al principio para poder subirse a ella. Si ponemos en la cama de la habitación un colchón duro y firme, el pequeño podrá apoyarse mejor y subir y bajar a su antojo. Por último, resaltar que las sillas suelen ser uno de los blancos preferidos de los garabatos infantiles y, por ello, si existe una en la habitación, es mejor forrarla con una tela fácil de limpiar.

Vía Estiloyhogar

Te puede interesar

¿Cuál es la mejor postura para dormir durante el embarazo?

Seguro que tienes tu particular forma de dormir, como la gran mayoría, pero cuando estás embarazada, decidirte por la postura más cómoda para conciliar el sueño no suele ser la postura que más te...

La importancia de la hidratación en el embarazo ¡Bebe mucha agua!

Embarazada o no, necesitas agua para mantenerte saludable. Tu cuerpo y todos tus órganos esenciales deben tener agua suficiente para funcionar adecuadamente. También el agua ayuda a que las vitaminas y los nutrientes lleguen...
embarazo y covid-19

Embarazo y COVID-19 ¿Cuáles son los riesgos?

Si estás embarazada en este momento o hace poco que has tenido a tu bebé y estás en perido de lactancia, es posible que tengas mucha preocupación sobre los riesgos que puede tener la...
planchar en el embarazo tareas domesticas

Planchar en el embarazo y otras tareas domésticas: Consejos

Planchar en el embarazo es una de las tareas domésticas que deberías abandonar. En las primeras semanas de embarazo puedes planchar manteniendo siempre una buena postura. Pero a medida que van avanzando las semanas,...
curso de preparacion al parto

Cómo sacar el máximo rendimiento al curso de preparación al parto

Cualquier madre primeriza se siente llena de dudas e inseguridades ante la aventura que implica un embarazo y también, el parto. Esta es una de las razones por las que es tan importante asistir...