Cómo hacer frente a la ansiedad y la depresión durante el embarazo

embarazada-ansiedad-depresion

La ansiedad o la depresión son trastornos que pueden hacer que tu embarazo resulte la época más dura de tu vida, pero la buena noticia es que hay maneras de manejar los síntomas y hacer frente a la ansiedad y a la depresión durante el embarazo.

Yoga

Hacer yoga durante el embarazo puede ayudarte a aliviar dolores, molestias y relajar tu mente. De hecho, un estudio reciente de la Universidad de Michigan encontró que las mujeres embarazadas que participaron en un programa de yoga de 10 semanas, combinado con un enfoque meditativo, redujo los síntomas depresivos.

Sueño

Dormir lo suficiente durante el embarazo puede ser difícil, y si encima tienes ansiedad, podría ser aún peor. Pero el objetivo de dormir mínimo, de 7 a ocho 8 cada noche puede ayudar a tu estado de ánimo. ¿No puedes o te resulta imposible? Trata de tomar un baño caliente que tiene propiedades como la relajación muscular, leer un libro, o aprende a meditar para aliviar y relajar tu mente.

Ejercicio

Pasando la mayoría de los días haciendo algo de ejercicio por mínimo que sea, si no todos, mejoran tu estado físico y mental y además te ayuda a reducir o evitar algunos malestares propios del embarazo, tal como el estreñimiento. De hecho, según un estudio reciente de la revista Psicología y Salud, las mujeres que hacían ejercicio durante 30 minutos, cuatro veces por semana, experimentaron menos síntomas de depresión, ansiedad y fatiga que aquellas que eran menos activas.

Relájate

Crearse falsas expectativas y agobios puede ser malo tanto para ti, pues fomentas la ansiedad y la depresión, como para la salud del bebé. Por lo cual, asume pronto que estos 9 meses son para ti unas “vacaciones” y has de descansar sí o sí. Así que en lugar de pasar horas y horas buscando en Google tus dolencias de embarazo, obtén la información de tu médico y distráete con algo que haga que te sientas más tranquila.

Mantente conectada

Si estás triste, es posible que desees acurrucarte en la cama, pero el aislamiento puede empeorar tus síntomas. Así que haz algo divertido con tu pareja, llama a un amiga para tomar un café y dejar que otras personas sepan cómo te sientes. Esto es realmente bueno aunque no te des cuenta. Mantendrá al menos de forma inconsciente, tu estado de ánimo arriba.

Encuentra apoyo
Hablar con una amiga o tu pareja, o la búsqueda de foros de embarazadas en línea también pueden ayudarte. La familia y todo tu entorno tienen que apoyarte, busca apoyos y no te sientas sola porque los 9 meses de embarazo son duros y habrá muchos momentos de altibajos emocionales por motivos prácticamente insignificantes.

Busca ayuda profesional

Si tus síntomas comienzan a interferir con tu vida y afectan tu apetito, tu descanso o tu capacidad de concentración, es posible que tengas un trastorno que deba ser tratado por un profesional. Es importante hablar con un terapeuta para que valore tu estado y decida si debes seguir un tratamiento para combatir tu ansiedad o tu depresión..

Como ves, hay muchas formas de hacer frente a la ansiedad y a la depresión durante el embarazo, simplemente reflexiona acerca de mis consejos.