Complicaciones de los bebés prematuros

Complicaciones de los bebés prematuros
Complicaciones Físicas de los Bebés Prematuros

Los bebés prematuros que nacen entre la semana 23 y la 26 de gestación tienen más riesgo de desarrollar graves complicaciones, entre ellas: Acumulación de líquido en el cerebro (hidrocefalia), parálisis cerebral, problemas neurológicos, convulsiones y retardos en el desarrollo.

Los bebés prematuros con hemorragias cerebrales durante sus primeros 10 días de vida tienen mayor probabilidad a desarrollar las complicaciones anteriormente mencionadas. Un bebé prematuro puede padecer problemas retinales o retinopatía, ya que el bebé no ha podido desarrollar por completo sus ojos en el vientre materno. Por otra parte, los bebés prematuros pueden sufrir problemas intestinales y tendrán que tomar antibióticos y ser alimentados por vía intravenosa.

Pero, no todos los bebés prematuros padecen complicaciones tan graves. Normalmente los que nacen después de las 32 semanas tienen problemas de menor gravedad que pueden resolverse antes de su llegada a casa.

Complicaciones Psicológicas de los Bebés Prematuros

A parte de los problemas físicos que pueden sufrir los bebés prematuros, también pueden padecer de complicaciones psicológicas. Los bebés que no desarrollan completamente el sistema nervioso en el vientre materno podrían tener las funciones cerebrales muy inmaduras. Entre ellas se incluyen:

Fisiológicas: Cambiar frecuentemente de color, ahogarse con facilidad, y respirar irregularmente o tener su frecuencia cardiaca muy irregular.

Motoras: Padecer entumecimiento muscular, retorcerse, cojear o imposibilidad de permanecer erguido.

Estados de la Consciencia: Problemas para estar alerta o sufrir nerviosismo constante.

Atención: Problemas para prestar atención; cansarse con rapidez al interactuar con alguien.

Autorregulación: Ponerse nervioso y tener dificultades para calmarse.

Cuidar de un bebé prematuro es una experiencia muy compleja. Los papás de bebés prematuros deben usar todos los recursos que estén en su mano, entre los que se incluyen: familia, amigos, libros educativos, grupos de apoyo y personal médico especializado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here