Congestión nasal durante el embarazo

Congestión nasal durante el embarazo
Sentirse más congestionada de lo normal durante el embarazo es algo muy normal independientemente de tener un resfriado o no. En realidad tiene un nombre … La rinitis del embarazo.

La mayoría de las mujeres experimentan nariz congestionada durante el embarazo en cualquier momento después del primer trimestre, bien por la noche o durante todo el día. Tener la nariz congestionada no significa que tenga un resfriado. A no ser que la nariz tapada se acompañe de dolor de garganta, estornudos, tos u otros síntomas de resfriado.

En ocasiones puede ser debido a algún tipo de alergia que durante el embarazo suele agudizarse, y esto puede contribuir al síndrome de congestión nasal.

Tratamiento de la congestión nasal durante el embarazo

Hay varias estrategias simples para tratar la congestión nasal durante el embarazo. Una de las mejores y más fáciles es tomar un baño caliente y permitir que los vapores penetren en la nariz. Algunas mujeres encuentran alivio mediante la colocación en la habitación de un vaporizador con aceite de eucalipto en él para dormir mejor por la noche. Esto ayuda a mantener el aire en su habitación más húmedo y reduce la congestión.

Algunos médicos recomiendan el uso de gotas nasales de solución salina durante el embarazo. Puede ponerse unas gotas en cada fosa nasal, hasta que note alivio.

Prevenir la congestión nasal durante el embarazo

Mantener el aire de su casa húmedo (usando un vaporizador) y tomar mucho líquido para ayudar a mantener las mucosas más blandas y húmedas.

Vía WHT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here