Consejos para la recta final del embarazo

tripa embarazada cara sonriente

Como bien dice el título, en esta ocasión, quiero darte unos consejos para que afrontes lo mejor posible las últimas semanas de tu embarazo.

Es evidente que es la tapa más difícil por que ya empiezas a sentir el cansancio y la pesadez del embarazo, es probable que no descanses bien por las noches debido a las típicas molestias: insomnio, ardores de estómago… entre otras. Al final del día puede que tengas sobrecargadas las piernas y dolores de espalda por el aumento de peso y…. éstos son sólo algunos de los malestares propios de la recta final.

Desde un punto de vista emocional, también puedes sentirte más frágil al ser consciente de la proximidad del momento del parto. Por lo tanto, puede que empieces a sufrir ansiedad y que tus temores se disparen. 
Pues bien… ¿Cómo debes afrontar tus últimas semanas de embarazo para hacerlas más llevaderas?
Cuida tu apetito y lo que comes. Imagino que estás llevando una dieta sana y equilibrada, pero, es muy común que, al final del embarazo, aumente tu apetito y no es recomendable comer en exceso, ya lo sabes. Además, generalmente, se te antojan alimentos poco saludables como los dulces, las grasas… alimentos que, con el inicio del embarazo, has tenido que reducir su consumo y que, después de tanto tiempo, puede que aumente tu deseo de comerlos repentinamente. Evita en lo posible el picoteo y comer demasiado, puedes acabar con más kilos de los necesarios.
Mantén unos hábitos saludables. Usa prendas de vestir amplias y zapatos cómodos. Duerme de costado, si puede ser, del lado izquierdo. Siempre que estés sentada, mantén las piernas ligeramente levantadas. Evita quedarte en casa, sal a pasear para favorecer tu circulación y evitar que las piernas se sobrecargen. Deja que te ayuden en casa con las tareas domésticas y que te mimen. 
Di adiós a las molestias. En especial, al final del embarazo, los dolores de espalda suelen ser muy comunes, así que, procura no levantar demasiado peso y las malas posturas. Tus piernas pueden estar hinchadas como botas, sobre todo el área de los tobillos, para evitarlo, reduce el consumo de sal y no permanezcas de pie o sentada durante largos periodos de tiempo. Los ardores de estómago son muy frecuentes en esta época, para combatirlos, evita los alimentos grasos, las especias, los picantes y las bebidas cítricas.
Disfruta de tus últimas semanas. Si tu estado emocional es una montaña rusa de alegrías y tristezas, si estás algo deprimida, si tus miedos se apoderan de ti, si notas que estás más sensible… deberías compartir tus preocupaciones con los demás para recibir apoyo y así tranquilizarte. ¿Quieres pasar lo poco que te queda de embarazo así? ¿No, verdad? Pues… ¡cambia el chip! Mira el lado positivo de estar embarazada, piensa en el momento de ver por primera vez la carita de tu pequeñín y… disfruta organizando los últimos preparativos para la llegada de tu bebé.