Embarazo tardío a partir de los 40 años

embarazada mas 40 años

Hace años, se hablaba de embarazo tardío o madre añosa cuando la futura madre tenía más de 35 años al inicio de la gestación. Pero ahora, que se tienen los hijos más tarde (y la medicina hace posible que el embarazo transcurra con normalidad aunque la madre no sea joven), se puede hablar de maternidad tardía a partir de los 40 años. Y aún así, ser madre a esta edad ya no es una excepción. Hoy en día, las circunstancias de la sociedad en la que vivimos han provocado que la mujer alargue su edad fértil cada vez más.

Riesgos:

Indudablemente, el riesgo es mayor en una mujer de 40 que una de 30. Pero este riesgo no debe relacionarse exclusivamente con la edad, que ya es un factor en sí mismo, sino que también depende de las condiciones de salud de la futura madre antes de quedarse embarazada, que no son las mismas que a los 30.

Cuanto mayor se es, más posibilidades existen de padecer enfermedades típicas de la edad, como la hipertensión, el aumento del colesterol, problemas óseos o alteraciones del tiroides. Aunque si la mujer se cuida, hace ejercicio y sigue una dieta equilibrada, el riesgo disminuye.

Aumenta la probabilidad de:

  • Concebir un hijo con anomalías cromosómicas, sobre todo el síndrome de Down.
  • Sufrir abortos.
  • Tener partos prematuros.
  • Que aparezcan complicaciones típicas de la gestación, como la diabetes gestacional, hipertensión o problemas en la placenta.
  • Tener un embarazo múltiple, porque los ciclos ya no son tan regulares y es más probable que se ovule dos veces en un mes.

Cuidados y controles:

Antes del embarazo se aconseja realizar un control médico preconcepcional que permita evaluar el estado de salud de la futura madre. El médico aconsejará tomar ácido fólico antes y durante la gestación para evitar la espina bífida y otras malformaciones del tubo neurológico.

Es esencial mantener unos hábitos sanos: nada de alcohol, tabaco ni fármacos sin prescripción médica.

Los controles son los rutinarios del embarazo. Se realiza un screening en el primer trimestre que combina los resultados de la ecografía de ese trimestre, el nivel en sangre de proteínas placentarias y la edad de la madre.

Es habitual que, por la edad de la madre, los resultados aconsejen someterse a una amniocentesis (la elección de la prueba es libre), pero si los demás índices de riesgo son bajos no debería haber motivos para preocuparse.

Te puede interesar

mudarse embarazada precauciones que debes tener en cuenta

Mudarse embarazada. Precauciones que debes tener en cuenta

Cuando llega un bebé es inevitable pensar dónde os vais a meter todos. A menudo nuestro nidito de amor está hecho solo para dos y, cuando la familia crece, nos damos cuenta de que...

Los medicamentos durante el embarazo

La administración de medicamentos y fármacos en el embarazo siempre produce reticencias ante la posibilidad de que pueda afectar al correcto desarrollo del bebé. Esta situación es normal porque, aunque las malformaciones tienen en...

5 consejos para el cuidado del recién nacido

Si creías que la etapa del embarazo era la más complicada, estas en un error, debido a que todavía faltan muchas ocasiones donde probablemente tu hijo te haga sentirte llena de temores. Los primeros días...

Cuidados durante el embarazo

El embarazo es una etapa delicada en la vida de cualquier mujer, y por ende, debe estar sujeta a diversos cuidados.Es natural que en esta etapa, tus familiares, amigos, compañeros de trabajo o cualquier...
embarazo despues de los 35 años

El embarazo después de los 35 años

Cada vez son más las mujeres que se deciden a tener sus hijos a edades mucho más avanzadas debido al trabajo o a otras causas. La mujer que planea quedar embarazada después de los...