Consejos para evitar problemas de circulación en el embarazo

circulación-embarazo
Las varices son venitas de color azul y enroscadas que aparecen normalmente en las piernas. Dos de cada tres mujeres sufren de varices y piernas pesadas durante el embarazo.

Entre las mujeres que normalmente no sufren de problemas circulatorios éste problema desaparece después del embarazo, sin embargo, en mujeres que ya sufrían este problema, es un poco más difícil de tratar.

Sigue estos consejos para mejorar tu circulación y evitar la aparición de varices y piernas cansadas durante el embarazo:

– Haz todos los días un poco de ejercicio (caminar, por ejemplo).

– Evita la ropa que comprima las piernas como medias o calcetines que tengan el elástico muy ajustado.

– Evita los baños calientes.

– No expongas tus piernas al sol.

– Opta por otro tipo de depilación que no sea la cera.

– No permanezcas de pie o sentada demasiado tiempo.

– Siempre que puedas pon las piernas en alto para promover la circulación y que la sangre no se estanque en las venas.

– Por la noche, acuéstate sobre el lado izquierdo y mantén los pies en alto el máximo tiempo posible. Es difícil estando de lado, pero al menos un rato puede intentarse.

– También existen remedios naturales a base de hierbas que podrán promover la circulación sanguínea. Pregunta a tu médico para que pueda recomendarte la más adecuada para ti y tu embarazo.