Falta de equilibrio durante el embarazo

Falta de equilibrio durante el embarazo

¿Es normal sentirse torpe durante el embarazo?

Sí. Suele ocurrir en el último trimestre, pero mejora después de que nazca el bebé. No es de extrañar sentirse torpe e incómoda, con todo lo que el cuerpo está cambiando: estás llevando más peso, tu centro de gravedad ha cambiado debido al aumento del vientre y las articulaciones están más débiles a causa de las hormonas del embarazo.

¿Se puede lastimar al bebé?

Depende. Si tienes una mala caída, puede. Tropezar y caer por las escaleras es especialmente peligroso. Sin embargo, las caídas ocurren a cualquiera, e incluso si te sucede, el bebé no debería lastimarse pues está bien protegido por los huesos de la pelvis y el líquido amniótico. Si tienes una caída, acude al médico para asegurarte de que todo está bien. Trata de no ponerte en situaciones con riesgo de caídas (como subir o bajar escaleras sin pasamanos…)

¿Hay algo que pueda hacer para superar la falta de equilibrio?

No. Lo máximo que puedes hacer es ser consciente de que tu coordinación no es tan buena como de costumbre. Ten cuidado con las superficies húmedas o irregulares al caminar, mucho cuidado cuando lleves peso… Y recuerda, la torpeza es una consecuencia temporal de embarazo.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Si la falta de equilibrio va acompañado de mareos, dolor de cabeza o visión borrosa, habla con tu médico de inmediato. Además, debes saber que una infección por virus o bacterias, también pueden influir en tu pérdida del equilibrio. Por tanto, acude a tu médico cuando sufras algunos de estos síntomas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here