La fitoterapia durante el embarazo‏

fitoterapia-embarazada-campo
Bien sabemos que durante el embarazo se debe tener cuidado con los medicamentos y una buena opción es recurrir a las plantas. Si eres de las que prefiere la medicina natural en lugar de los químicos ¡toma nota!.

La fitoterapia es el arte de curación con plantas que contienen moléculas de gran actividad. No es necesario ir muy lejos para encontrar las plantas o hierbas que necesites, podrás encontrar grandes beneficios incuso en las verduras que utilizas cada día. Además, en herbolarios podrás encontrar mucho más.

Precauciones a tener en cuenta

Numerosas plantas están contraindicadas durante el embarazo, como el romero o la salvia (excepto en cocina por ejemplo, porque se utilizan muy pequeñas dosis) ya que estimulan al útero.

Antes de tomar cualquier planta o hierba consulta con algún médico especializado en medicina natural. Infórmate también sobre el uso de algunos concentrados, como los aceites esenciales, desaconsejados durante el embarazo.

Para luchar contra las náuseas… Jengibre

Al principio del embarazo, la gran mayoría de las mujeres sufren náuseas. Generalmente solo aparecen durante la mañana, aunque hay casos en los que duran todo el día. Una solución muy simple es el jengibre, sobre el que numerosos estudios demostraron su eficacia contra las náuseas.

Además de esto, el jengibre es rico en vitamina B6 e incluso suele ser recomendado en casos de vómitos.

Para la cistitis… Arándanos

Esta pequeña baya roja contiene moléculas que se adhieren a las paredes de la vejiga, impidiendo que las bacterias lleguen a ella. Sin embargo, las infecciones de orina son frecuentes durante el embarazo debido a la sensibilidad en la que nos encontramos. Es necesario ser constante, tener en cuenta la higiene, el tipo de ropa interior, etc. En cuando a los arándanos, se recomienda tomar un zumo cada mañana.

Para facilitar el parto… Té de hojas de frambuesa

Estudios han demostrado su eficacia ya que actúa directamente sobre el útero reduciendo el número de forceps, cesáreas e incluso disminuyendo el dolor del parto. Hierve un litro de agua y añádele 30 gr. De hojas de frambuesa. Deja que repose unos 15 minutos y listo.

Atención: nunca se debe tomar antes del tercer trimestre del embarazo. Lo ideal es entre los 8-9 meses (incluso más cerca de los 9 que de los 8) para evitar un parto prematuro.

En el siguiente enlace puedes ampliar la información: El té de hojas de frambuesa facilita el parto‏