Los gases durante el embarazo


Es uno de los síntomas más desagradables del embarazo – los gases – siendo francas, estamos hablando de eructos, ventosidades y distensión abdominal.

Puede ser embarazoso e incómodo cuando estás experimentando la producción de más gases de lo normal y todo es debido al aumento de hormonas, en concreto -la progesterona-, la cual relaja el tejido muscular por todo el cuerpo. Esto retarda la digestión de los alimentos y produce un exceso de gases que se acumulan en el intestino grueso.

¿Cómo puedo obtener algo de alivio?

Aquí está una lista de ideas que pueden ayudarte a obtener algo de alivio del dolor y la cantidad de gases.

  • Comer con regularidad, hacer pequeñas y frecuentes comidas durante el día en vez de pocas y copiosas.
  • Comer y masticar despacio y evitar hablar o tragar saliva, mientras se come.
  • Beber entre comidas en lugar de durante las comidas.
  • Evitar bebidas gaseosas.
  • Sentarse mientras se está comiendo o bebiendo.
  • Evitar usar cualquier ropa ajustada o cinturones, elegir ropa cómoda y suelta.
  • Evitar masticar chicle o chupar caramelos duros.
  • Evitar los alimentos y bebidas con edulcorante artificial.
  • El ejercicio puede ayudar – intentar caminar después de comer, unos 20 minutos.
  • El té de menta se puede tomar durante el embarazo y puede proporcionar alivio.

Una digestión más lenta también puede provocar estreñimiento, puede evitarse aumentando la ingesta de fibra, frutas frescas y beber más agua. Algunos suplementos de fibra pueden utilizarse durante el embarazo si necesitas ayuda extra, pero habla con tu médico, matrona o farmacéutico.

Alimentos a evitar

Algunos alimentos son conocidos por provocar un exceso de gases, deberías evitar entre ellos…

  • Manzanas
  • Espárragos
  • Frijoles
  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Repollo
  • Coliflor
  • La leche o el queso
  • Cebollas
  • Melocotones
  • Peras
  • Ciruelas

Vía BellyBelly